04 diciembre 2007

El Misterio de Orion

Lágrimas del Edén ha nacido con el fin de servir de guía y ser un apoyo para todos los que pasarán la dura prueba. Es necesario entender la verdad de lo que está ocurriendo, es de vital importancia prepararse para superar la crisis sin precedentes que enfrentará la humanidad.
El choque de Civilizaciones y la Guerra del Islám son una realidad, que escalará a niveles insospechados cuando el Irán entre en batalla. El encarecimiento de los combustibles fósiles al acabarse, desatará la debacle del sistema financiero. Las guerras por el agua y los recursos naturales. El Cambio Climático y la soledad espiritual del hombre, son solo unos pocos signos, de los muchos que aparecen día a día.
Nos internaremos en el pasado, en el presente y en el futuro. Veremos temas como Egipto y su magia oculta, el diluvio como consecuencia del fin de la Era Glacial, las islas legendarias como La Atlantida, Lemuria, Mu, Hiperbórea. Las logias iluministas y su poder tras las sombras, los orígenes de la historia y su similitud en los distintos textos sagrados, las Profecías y los profetas, los imperios y su decadencia.
Pero también le contaremos la verdad acerca del gigantesco engaño, con que ciegan la visión de los hombres, pues con una mano les muestran oro, mientras que con la otra les rocian de veneno. Hechos de una gravedad inusitada se suceden a diario,y muy pocos pueden verlo. De usted depende abrir los ojos.¡El que quiera ver, que vea!
Esta semana en Lágrimas del edén le invitamos a interiorizarse con un reportaje que le asombrará
.
EL MISTERIO DE ORIÓN



Añadir imagen



Zoroastro dijo que había un trono donde estaba el ser supremo, que alrededor de Él se formaban tres círculos, en el primero y el más cercano había siete querubines con alas de oro, en el segundo siete árcangeles con alas plateadas, y en tercero, vió a siete Elohim con alas de Azur.


Pero a Zoroastro lo convirtieron en un símbolo solar, en uno más de la materia. Lo hicieron los hijos de las sombras, los malvados que han escondido los secretos del pasado para que nadie pudiese superarlos en poder ¡Egoístas! Creían que con el oro que repartían con la mano derecha, podrían envenenarlos con la izquierda. Les mintieron, esas palabras solo pueden provenir de un sacerdote del Dios altísimo. Zoroastro sabía que siete poderosos Elohim caminaban por la tierra... como castigo a sus muchos delitos.


El Misterio de Orión

Fotografía de la Constelación de Orión (Celestial Handbook) Y otra que muestra una vista aérea de las Pirámides de Gizeh. El Ingeniero anglo-egipcio Robert Bauval, demostró que existe una relación de alineación astronómica entre Orion y las pirámides.


¡Como es arriba es abajo!

Pero es solo el comienzo del misterio, pues esa situación estelar solo se dio 10.500 años antes de Cristo (12.500 años antes de nuestro tiempo) Por supuesto la teoría desató la molestia de los arqueólogos de línea conservadora, pero las evidencias son rotundas.

Geólogos han demostrado que la Esfinge data de 12.500 años atrás, también es evidente que la cabeza fue tallada dos veces, pues su diámetro es liliputiense al compararlo con el cuerpo. La erosión de la Esfinge solo puede haber sido creada por flujos de agua (Egipto tenía otro clima antes del fin de la Era Glacial) Hace 12.500 años)


Pero hay más y de una contundencia incontestable, la constelación de Leo fue llamada así por los egipcios, y hace 12.500 años la Esfinge miraba directamente hacia esa constelación, de hecho Egipto y el mundo estaban regidos por la era de Leo.

Si se mira la situación de la nuestra galaxia en esa fecha encontraremos que la Vía Láctea estaba increíblemente alineada con el Nilo, o sea, la situación de las tres grandes pirámides, la Esfinge y el Nilo, era exactamente iguales a la situación de Orión,

Está escrito en el libro de Enoch que cuatro principales les convencieron, Yegón, que les hizo descender sobre la tierra y les sedujo con las hijas de los hombres. Asbel, que les condujo a corromperse a sí mismos. Gadriel, que fue quien sedujo a Eva, y enseño las artes de la guerra, y Panamuel, que sedujo a los hombres con un conocimiento y los alejó de la justicia y la pureza.

La teoría de Robert Bauval

Las tres Pirámides de Giza están alineadas en dirección sudoeste, orientadas al meridiano. Las tres estrellas del cinturón de Orión están alineadas también en dirección sudoeste mientras cruzan el meridiano. La estrella más alta, Delta Orionis, está ligeramente desviada hacia el este de la diagonal que proyectan las otras dos estrellas. Micerinos, la Pirámide del Sur, igualmente está separada hacia el este con respecto a la línea diagonal proyectado por las otras dos pirámides.

Delta Orionis es también mucho menos brillante que las otras dos estrellas, las cuales son de una magnitud muy similar (magn. 2.20, comparado con 1.70 y 1.79) La Pirámide de Micerinos es también mucho más pequeña que las otras dos pirámides las cuales son de una altura muy parecida (65 metros comparado con 147 y 143 metros).

En los "Textos de las Pirámides" la "Vía de Agua Sinuosa" era vista como la representación celeste del Nilo. La sinuosidad del Río Nilo describe perfectamente los movimientos de la Vía Láctea con respecto a la Tierra. Más aún, la alineación sudoeste de las tres estrellas en relación al eje de la Vía Láctea cuadra con el alineamiento sudoeste de las tres Pirámides en relación al eje del Nilo. También es sorprendente que la distancia de las estrellas con respecto al eje de la Vía Láctea cuadra -en igual escala- con la distancia de las pirámides con respecto al eje del Nilo.

La posición de estas estrellas con los canales de la Gran Pirámide apuntan directamente al año 10.500 A.C., la misma fecha estimada de edad para la Esfinge, en la "Era del León". La relación existe, no puede negarse que hay una correlación entre la imagen del cielo y la imagen de la tierra en Gizéh para la época del 10.500 A.C., fecha dada a través del software especialmente diseñado para el movimiento de las estrellas denominado SkyGlobe. Diversos factores se interrelacionan en esa fecha para conmemorar "el tiempo primigenio".En el 2.500 A.C. el canal Sur de la Cámara del Rey apuntaba a Zeta Orionis, la estrella más baja del Cinturón de Orión.

Utilizando el software citado se comprobó que el punto bajo se alcanzó hacia el 10.500 A.C. cuando el Cinturón de Orión se encontraba a unos 10 grados por encima del horizonte. En el 2.500 A.C. el ángulo de las tres estrellas del Cinturón de Orión eran de unos 73 grados con el meridiano, sin embargo el ángulo de las tres pirámides era de 45 grados. Para el año 10.500 A.C. el ángulo de las estrellas de Orión eran muy próximos a los 45 grados.La relación se repetía.


También en la Esfinge se comprobaba la relación de alineación astronómica. Entre sus patas existe una inscripción que dice "el lugar del tiempo primigenio". La Esfinge mira al Este, lugar donde el Sol se levanta cada mañana. La estrella Zeta Orionis del Cinturón de Orión cruzó el meridiano en el 10.500 A.C., lo que significa que el punto vernal (lugar que ocupa el Sol en el cielo en los equinoccios) estaba sobre el horizonte justo en el Este, en perfecta alineación con la Esfinge.

Asímismo, la constelación zodiacal de Leo estaba localizado hacia el este. Sin duda alguna, la Esfinge estaba apuntando hacia el Cinturón de Orión en el año 10.500 A.C. cuando se encontraba en su punto más bajo en el meridiano sur en plena Era del León. Para el escritor y egiptólogo Robert Bauval todos estos datos no pueden ser atribuídos a la "casualidad". Son demasiados los factores que se interrelacionan entre sí. Nos dice en "La Cámara Secreta": "Existe y sigo convencido de que los antiguos que diseñaron Gizeh intentaron fijar una fecha para conmemorar el comienzo de todas las cosas.


Hoy sabemos que todo lo que existe en la meseta de Gizeh, Pirámides y Esfinge nos describe el Universo tal y como lo vieron sus constructores. El año 10.500 A.C. y más atrás aún según otros estudios científicos, nos marcan el inicio de una civilización perdida que nos dejaron sus huellas a través de sus monumentos y escritos, certificando la relación estelar con el Hombre de aquellas épocas, verdaderos profesionales en Arquitectura, Astronomía y Tecnología. Protagonistas vivas, la Esfinge, las Pirámides de Kheops, Kefrén y Micerinos (o Khufu, Khafre y Menkaure) son testigos de varias civilizaciones, una perdida en la noche de los tiempos, junto a la faraónica, la griega, la romana y quizás también puedan ver la nuestra.




Fuentes
http://mitosdelmilenio.com.ar/
http://www.robertbauval.co.uk/

Documental sobre la Gran Pirámide (Muy Bueno)

Parte 1 - http://es.youtube.com/watch?v=1jnBZokvUdg
Parte 2 – http://es.youtube.com/watch?v=HE38XZERcEs
Parte 3 - http://es.youtube.com/watch?v=8O74HzvfQJs
Parte 4- http://es.youtube.com/watch?v=YdaM2ndowQ4

Presentador Fernando Jimenez Del Oso.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

NO OLVIDEN VISITAR

WWW.FUTURODELMUNDO.WORDPRESS.COM

ESTE ES TU PRIMER ARTUCULO, VAYA, DEBERIAS PONER UN CALENDARIO, ME COSTO MUCHO LLEGAR A EL.

Ludag dijo...

en que parte del avesta, Zoroastro dijo eso, por lo menos no en las gathas

kiech dijo...

Asi es futuro del mundo, este es el primero y te estoy siguiendo los pasos

Kiech

boris dijo...

En un libro de un investigador muy informado sobre el tema, leí que la Esfinge original no tenía cara de Hombre ¡tenía cara de León! Fue un faraón de la época Post-clásica el que un mal día tallo su propia cara en la Esfinge.

Esto solo reafirma lo dicho por ustedes. Sigan posteando datos, pero de la tierra de nuestros antepasados, Sudamérica. Sé que va a ser un lugar muy importante en estos últimos días.

Un saludo desde Chile.