20 junio 2008

El futuro del hombre podría ser mejor, las estrellas nos esperan, nosotros decidimos

.
Marte y Mercurio, y la plata toda junta
Hacia el Mediodía extrema sequía
Al fondo de Asia se dirá que la tierra tiembla
Corinto, Efeso entonces perplejos.
.
NOSTRADAMUS
.
Este video muestra el aterrizaje y posterior puesta en funcionamiento de la nave sonda Phoenix
.
(Al correr el video pon en pausa el MP3, que está en la barra lateral)
.
La NASA asegura que nave 'Phoenix' ha encontrado hielo en Marte.
.
La primera prueba física de hielo en Marte ha llegado por fin gracias a la sonda Phoenix. El microblog Twitter de la nave lo anunciaba así: “¿Estáis listos para celebrar? Bien, preparaos: ¡¡¡¡¡Tenemos HIELO!!!!! Sí, HIELO, AGUA HELADA en Marte”. Los responsables de la misión, que aterrizó en Marte el 25 de mayo, habían especulado esta semana sobre si la capa blanca que el brazo de la sonda descubrió bajo el suelo era hielo o sal. La incógnita se ha despejado: para el investigador principal, Peter Smith, de la Universidad de Arizona (EEUU), “tiene que ser hielo”.


Arriba en la foto : Antes y después. Se puede observar que desaparecen los pequeños terrones en la esquina inferior izquierda de la huella, en la zona de sombra.

Para dirimir entre ambas posibilidades, los investigadores tomaron fotos con cuatro días de diferencia. En caso de tratarse de hielo, al quedar expuesto debía sublimarse –convertirse en vapor–, lo que haría desaparecer los terrones. Según Smith, “estos pequeños terrones desapareciendo por completo en el transcurso de unos pocos días, son una prueba perfecta de que es hielo. La sal no hace eso”, asegura. El material blanco apareció en una zanja excavada por Phoenix que los investigadores han denominado Dodo-Goldilocks.

El brazo de la nave ha intentado después cavar otras dos trincheras, encontrándose en ambos casos con una capa dura en el subsuelo que podría ser hielo. En una de las ocasiones, Phoenix ha trabajado al borde de una de las placas poligonales en que se divide el suelo, una estructura que los científicos atribuyen a la expansión y contracción del permafrost –suelo congelado–, tal como ocurre en la Tierra. En 2002, la nave Mars Odyssey detectó extensos mantos de hielo bajo la superficie de los polos marcianos. Phoenix, situada en el ártico, no ha podido hasta ahora verificar la presencia de agua en el primer lote de suelo examinado por uno de sus analizadores; posiblemente, apuntan los científicos, porque el procesamiento del material deshidrató la muestra.