03 junio 2008

Los iluministas y el Templo Masón, perdón quisimos decir "El Templo de Salomón"

Tan esperado no volverá jamás
En Europa, en Asia aparecerá
Uno de la liga salida del gran Hermes
Y sobre todos Reyes de Oriente crecerá.
.
NOSTRADAMUS REFIRIÉNDOSE AL ORIGEN DEL ANTICRISTO
.

El fantasma avanza hacia Hiram, que lo contempla con estupor. Su busto gigantesco está revestido por una dalmática sin mangas; aros de hierro adornan sus brazos desnudos; su cabeza bronceada, enmarcada por una barba cuadrada, trenzada y rizada en varias filas, va cubierta por una mitra de corladura (plata dorada); sostiene en la mano un martillo de herrero. Sus ojos, grandes y brillantes, se posan con dulzura en Hiram y, con una voz que parece arrancada a las entrañas del bronce.
.
Espíritu, ¿quién eres? - le pregunta Hiram.
.
- La sombra de todos tus padres ¡Ven! Cuando mi mano se deslice sobre tu frente, respirarás en la llama. No temas nada. Nunca te has mostrado débil...
.
- ¿Donde estoy? ¿Cuál es tu nombre? ¿Adonde me llevas? -pregunta Hiram.
.
- Al centro de la Tierra, . Allí se alza el palacio subterráneo de nuestro padre.
.

(Disculpen pero en este dibujo, Hiram Habbif es casi tan feo como Baphomet)

No es muy dificil imaginar quien es ese padre que vive rodeado de llamas.

- ¡Potencias inmortales! -exclama Hiram.

¿Entonces es verdad? ¿Tú eres...?

- Tu antepasado, hombre, artista..., tu amo y tu patrono. Yo fui Tubal Caín.

-Y entonces le transmitió la tradición Luciferina

Para acceder al reportaje haz click aquí