16 julio 2008

Afganistán es la nueva prioridad, Todos van por Osama y los talibán.

.
Tanto McCain como Obama priorizan la guerra de Afganistán, pues para todos es la guerra justa. El ultra archi enemigo debe pagar por su crimen. Lamentablemente en las montañas no se definirá el juego del poder. Solo será un matadero de legionarios imperiales y sus aliados de la OTÁN. La guerra puede durar décadas pues los talibanes no se van a rendir jamás.
.

Obama y McCain, dicen que hay que mandar más soldados a Afganistán. Ambos prometen que detendrá a Osama Bin Laden y lo llevará ante la justicia, y que por supuesto, también ganarán la guerra de Iraq.

En una rara coincidencia en política exterior, el demócrata Barack Obama y el republicano John McCain apoyaron el martes la idea de mandar varios miles de soldados estadounidenses adicionales a Afganistán, pero ninguno dio indicios de acercamiento en sus diferencias profundas sobre la guerra de Irak. Mientras se alista para viajar a ambos países, Obama presentó una estrategia de cinco puntos de su política exterior, en la que su prioridad sigue siendo el retiro de la mayoría de las fuerzas estadounidenses de Irak antes de 16 meses de haber asumido el cargo. Ese retiro, dijo, liberaría muchas tropas -hasta 7.000 soldados- para luchar contra Al-Qaeda y los milicianos del Talibán en Afganistán.

Por su parte, aunque McCain dijo que los comandantes estadounidenses en Afganistán necesitan tres brigadas adicionales -casi 12.000 elementos-, afirmó que deben desplegarse bajo el tipo de estrategia renovada que ha logrado reducir la violencia en Irak. McCain insistió en que él sabe más que Obama sobre "cómo ganar guerras". McCain aclaró que él no estaba hablando necesariamente sobre enviar esa cifra adicional de soldados estadounidenses, y dijo que podrá pedirse a los países de la OTAN que están contribuyendo con fuerzas que incrementen su presencia.

Los asuntos de política exterior -en particular las guerras en Irak y Afganistán- regresaron al primer plano de ambas campañas por la presidencia del país a pesar de que las noticias sobre la economía de Estados Unidos, principal preocupación de los votantes, son cada vez más sombrías.
Funcionarios del gobierno estadounidense han estado batallando con el fin de encontrar un mecanismo para reequilibrar las finanzas del país, las cuales han sido seriamente golpeadas por el incremento de los costos de energéticos, escasez de liquidez entre compañías de inversión y bancos, el alza de los precios de alimentos y el aumento del desempleo.

En Albuquerque, Nuevo México, McCain insistió en que los esfuerzos militares estadounidenses en Irak están funcionando y que también serán exitosos en Afganistán. Acusó a Obama de ofrecer planes militares equivocados para una región en la que ni siquiera ha puesto un pie todavía. El republicano prometió: "Detendré a Osama Bin Laden y lo traeré ante la justicia". Estados Unidos ha buscado inútilmente al líder de Al-Qaeda desde los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001.


Obama y McCain han estado fuertemente divididos en sus estrategias bélicas. McCain cree que un retiro de tropas como la que sugiere Obama significaría rendir el país a las milicias. Por su parte, Obama sostiene que la insistencia de McCain por prolongar la presencia militar estadounidense sólo sirve para mimar al gobierno iraquí, mientras afecta la posición global de Estados Unidos y distrayéndolo de la necesidad de luchar contra los milicianos de Al-Qaeda y el Talibán en Afganistán, así como a lo largo de su frontera escabrosa con Pakistán.

En otro asunto, Obama dijo el martes que la portada satírica de la revista New Yorker donde lo retratan junto con su esposa como radicales incendiarios de banderas no le molesta, pero que fue un insulto para los musulmanes estadounidenses. "En todo el país hay musulmanes estadounidenses maravillosos que están haciendo cosas maravillosas", declaró el demócrata a Larry King, de la televisora CNN. "Y que sean utilizados como un tipo de insulto, o para plantear sospechas sobre mí, pienso que es desafortunado", agregó. Obama se culpó por no ser suficientemente contundente al enfrentar algunos rumores sobre él, incluido el que asevera que es musulmán. El candidato es cristiano. (Fuente: Diario la Tercera)