07 agosto 2008

Beijing 2008 a solo un día. Muchas señales serán dadas, y ahí estaremos.

.
En la revuelta del gran número séptimo
Aparecerá en tiempo jeugos de Hecatombe
No alejado de la gran edad milenaria
Que los entrados saldrán de su tumba
.
NOSTRADAMUS
.

Si giramos el logo aparece una figura muy especial "La cabeza de un ofidio" Logotipo muy propio de unos juegos tan importantes. (No es por ser perseguido, y ya lo aclaró alguien, pero por DIOS que se parece a la imagen que está en el jardín de la casa de Berlusconi, un ofidio con un hombre en la boca) Fue un símbolo de las cruzadas.

La libertad de prensa no estará por encima de la ley. En los últimos días algunos periodistas extranjeros han preguntado insistentemente a los organizadores de las Olimpiadas de Beijing porqué determinadas páginas web, como las dedicadas a Falungong, no pueden ser consultadas en China. (Fuente: Diario del pueblo chino)

Desde su punto de vista, el hecho de que ciertas páginas web no sean accesibles significa que el gobierno chino ha roto su promesa de permitir a los periodistas extranjeros el uso libre de Internet durante los Juegos de Beijing, violando por tanto la “libertad de prensa”. El portavoz de los Juegos Sun Weide ha explicado pacientemente la posición del gobierno en varias conferencias de prensa, expresando en numerosas ocasiones la esperanza de que los periodistas puedan respetar las leyes y normas chinas. “Durante las Olimpiadas de Beijing China dará a los periodistas extranjeros las facilidades necesarias para acceder a Internet. Los corresponsales extranjeros van a tener el camino expedito en Beijing a la hora informar acerca de los Juegos y de China utilizando Internet”, afirmó Sun.

Si algunas páginas web resultan difíciles de consultar se debe principalmente al hecho de que difunden contenidos prohibidos por las leyes chinas”, dijo.La libertad de prensa, en cualquier caso, no es un concepto absoluto sino relativo. Incluso para los medios de comunicación en los Estados Unidos el desacato al tribunal o la violación de la intimidad están prohibidos por las leyes. La libertad de los reporteros para entrevistar a la gente constituye un aspecto importante de la libertad de prensa. Cualquier periodista extranjero sin prejuicios convendrá que, como resultado de las reformas y la apertura de China en las últimas tres décadas, la práctica del periodismo en el país se ha ido liberalizando progresivamente, y que los periodistas extranjeros están mejor atendidos a la hora de hacer su trabajo en China.

Abajo un video promocional de los juegos olímpicos. (Al correl el video pon en pausa el MP3, que está en la barra laeral)

La ley china prohibe difundir información ilegal, como rezar a un culto maligno tipo Falungong, o hacer cualquier cosa que perjudique los intereses nacionales a través de Internet.

Algunos medios extranjeros declararon hace un tiempo que la Villa Olímpica de Beijing había prohibido la Biblia. Sin embargo, cualquiera que conozca mínimamente las leyes chinas sabrá que en este país la libertad de culto religioso está protegida por la ley, y por ello es ilegal y resulta imposible que exista esa supuesta “prohibición”. De igual manera, cualquiera que conozca las leyes chinas comprenderá la posición de China respecto a los cultos malignos.A medida que la cuenta atrás para los Juegos de Beijing llega a su fin, China, como país anfitrión, se ha ido colocando bajo los focos internacionales. De hecho, la nación está haciendo todo lo posible por cumplir sus promesas ante el Comité Olímpico Internacional y la comunidad internacional. No obstante, la importancia de la ley de ninguna manera podrá ser socavada por nadie bajo ningún concepto.
.
Aquí un video en chino, subtitulado en ingles, que describe la importancia del número ocho para los asiaticos. Lamentamos no tener la traducción al español pero con un poco de paciencia podrán entenderlo.

En China confían en la buena suerte de casarse el 8 del 8 del 2008.

Hay quien interpreta como señales de mal augurio la sucesión de calamidades que ha sufrido China desde enero, pero eso no hará que Zhang Jie y Ma Yue renuncien a casarse el 8 de agosto de 2008, cifra de la suerte en su país y que es la fecha de inauguración de los Juegos Olímpicos.

"El 8 es una cifra que da suerte en China, por eso los chinos suelen elegir el 8 como fecha de matrimonio", explica Zhang Jie, una pequinesa de 24 años. Como tantas otras parejas jóvenes, ella y su novio se registraron en junio en la oficina matrimonial de Xuanwu, un barrio del suroeste de Pekín, para asegurarse su plaza el día 8 del octavo mes del año 2008. Para ellos, ese día no podría ser más especial. Y es que, además de casarse, actuarán como voluntarios de los primeros Juegos Olímpicos en suelo chino, que darán oficialmente comienzo a las 8 de la noche.

"Nuestro trabajo durante los Juegos consiste principalmente en recibir a las delegaciones deportivas extranjeras y ocuparnos de su alojamiento y de los servicios cotidianos", explica la joven. La pareja estará muy ocupada pero se tomará unas horas para dar el sí quiero, dejando la fiesta para después. "El 8 de agosto es sólo la fecha para obtener nuestro certificado de matrimonio. Pero, a pesar de todo, la ceremonia no será sencilla. La organizaremos en 2009, primero tenemos que dedicar todos nuestros esfuerzos a los Juegos Olímpicos".

Para evitar problemas, las parejas tuvieron que inscribirse entre el 20 de junio y el 5 de agosto. Según la prensa, sólo en Pekín lo hicieron más de 8.000 personas. Y sin embargo, la sucesión de malas noticias, como las nevadas en el sur durante el Año Nuevo chino, los disturbios violentos en el Tíbet o el terremoto en Sichuán, hicieron dudar a algunos chinos de la supuesta suerte del año 2008 y de que se trate de una cifra mágica. En internet, los más audaces hablaron incluso de 'fuwas malditos', relacionando a cada una de las cinco mascotas olímpicas con una crisis.

Entre otras cosas, Jingjing, el panda, habría hecho temblar la tierra en Sichuán, su hábitat natural, y el antílope tibetano YingYing sería culpable de los disturbios en Lhasa. "Es sólo superstición. Cuando se habla de sucesos accidentales presentándolos como cosas inevitables, es una especie de superstición ¿no?", dice Zhang. "El 8 de agosto de 2008 será un día de suerte. Y los Juegos Olímpicos serán un éxito y estamos orgullosos de que así sea", añade, repitiendo una vez más el discurso patriótico que la mayor parte de la población comparte y que el régimen se encarga de reforzar.