10 septiembre 2008

Cientificos se felicitan, el CERN ha nacido, ojalá todo vaya bien.

.
Emigrad, emigrad de Ginebra todos
Saturno de oro en hierro cambiará
El contra Raypoz exterminará a todos
Antes del evento el cielo signos dará

NOSTRADAMUS
.
Y comenzó el experimento más importante de la historia del hombre. Hoy se han disparado dos protones que han dado la vuelta al túnel, pero para los choques deberemos esperar un poco más. (Al correr el video pon en pausa el MP3, que está en la barra lateral)

El gran acelerador europeo de partículas arranca con éxito. El superacelerador de hadrones se ha puesto hoy en marcha con el objetivo de hallar el bosón de Higgs.- Es la última pieza del 'puzzle' subatómico y puede abrir por fin la ventana al 'Big Bang' (El País)

Poco más de 50 minutos ha tardado el primer haz de protones en recorrer esta mañana, en el sentido de las agujas del reloj, los 27 kilómetros del túnel circular que constituye el Gran Colisionador de Hadrones (LHC en sus siglas inglesas), el acelerador de partículas europeo que busca reproducir las condiciones físicas que dieron lugar al Universo. Este primer paso, solventado con éxito, ha sido recibido con aplausos entre el público congregado en el Laboratorio Europeo de Física de Partículas (CERN).

El segundo haz de protones se ha emitido a las 12.30 en el sentido contrario a las agujas del reloj. En torno a las 14.45, más de dos horas después, ya había completado tres cuartas partes de la circunferencia del LHC. A pesar del éxito de la jornada, todavía habrá que esperar para el primer choque de partículas. "Si conseguimos que este segundo haz haga un círculo completo en el sentido contrario habremos conseguido más de los que teníamos previsto para el día de hoy", ha asegurado la física española Teresa Rodrigo, que trabaja en el experimento CMS del acelerador, uno de los cuatro detectores gigantes del LHC.

¿Qué es un hoyo negro? ¿Qué ocurriría si la tierra impacata con uno de ellos? Los científicos dicen que en este experimento no ocurrirá nada, esperamos que sea así.

El lado apocalíptico del nuevo 'Big Bang'

Algunos colectivo científicos han intentado evitar el experimento del acelerador de partículas del CERN, por miedo a un gran agujero negro que podría tragarse el planeta y provocar el fin del mundo. (Antena 3)

La tierra, 4, 55 mil millones de años, el Gran Colisionador de Hadrones , 20 años. ¿Demasiado joven para poner en peligro al Planeta?, algunos creen que no. De hecho dos grupos de científicos han denunciado el experimento ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos. Aseguran que puede generar agujeros negros, un fenómeno que se caracteriza por devorar toda la materia a su alrededor. La Tierra desaparecería en hora y media. En su lugar quedaría una especie de garbanzo oscuro de enorme densidad.

Los investigadores del proyecto niegan el peligro. Los pesimistas temen que esos agujeros diminutos no desaparezcan; crezcan o se acumulen en el centro gravitatorio de la Tierra. En ese caso: nueva catástrofe. John Ellis, Físico Teórico del CERN, asegura que "cuando colisionan dos partículas en el LHC es como si chocaran 2 mosquitos, puede producirse un pequeño agujero negro pero con la energía de un insecto". Pero, ¿y si estalla la máquina?. Va al límite de un tren de alta velocidad. Por eso está construida bajo tierra. Si un accidente libera la energía, se disolvería en un túnel ciego en microsegundos. Esta última posibilidad es más cierta según nuestro análisis, no estamos contra la ciencia y comprendemos la imporancia de este experimento, pero una dramática profecía pende sobre este experimento como una espada de damocles ¿No podría haberlo construido en otro lugar?

La llaman la máquina de Dios, pero es una costrucción humana. Moises no se atrevió a mirar al Dios al rostro, pues sabía que la potencia de su energía podría destruirlo.

Stephen Hawking apuesta a que no funciona.

El Gran Colisionador de Hadrones (LHC) o "Máquina de Dios" es destinado a desentrañar los enigmas del origen del Universo, es decir, cómo fue que se creó la materia y qué pasó con la antimateria en el momento del Big Bang. Considerado el experimento científico más ambicioso de la historia, el LHC intentará identificar con total certeza los ladrillos fundamentales con que se construyeron las estrellas, los planetas y hasta los seres humanos. Pero Hawking dice que no funcionará.

Justo ahora, cuando el mundo entero contiene la respiración ante la puesta en marcha de la mayor maquinaria científica jamás construida por el hombre (el súper acelerador de partículas europeo LHC, Stephen Hawking admitió ayer mismo haber apostado cien dólares (unos setenta euros) a que los científicos no serán capaces de encontrar, tal y como esperan, al esquivo bosón de Higgs, la 'madre' de las partículas subatómicas y la única que contiene el secreto de la masa de todas las demás. «Creo que será mucho más excitante si no encontramos al Higgs» dijo Hawking. Eso demostrará que algo está equivocado y que tendremos que volver a pensarlo».

No es la única vez que Hawking ha hecho una apuesta científica. Ya en 1974, después de haber escrito casi todo lo que se sabe sobre los agujeros negros, apostó con su amigo Kip Thorne que la estrella doble Cisne X1 (el principal candidato a ser el primer agujero negro observado con un telescopio) no contenía uno de esos extraños objetos cósmicos. Hawking se jugaba una suscripción de un año a la revista 'Penthouse' para su amigo contra cuatro años para él de la revista satírica 'Private Eye'. Y, aunque tuvieron que pasar dos décadas, perdió la apuesta. Hawking, todo hay que decirlo, suele jugar con ventaja. Él siempre ha dicho que su apuesta con Thorne era un «seguro» por si sus teorías no acertaban.