29 septiembre 2008

NI pidiéndolo de rodillas han aprobado el plan de rescate de Wall Street.

.
En la primera votación del congreso de los EE.UU se rechazó el plan de Bush, y por supuesto se ha desatado la debacle del sistema. Para esta tarde se espera una segunda votación, en la que se espera sea aprobado. A la larga no tendrán otra opción que firmar, del dinero de los "amigos" dependen las campañas políticas.
.

Ni la alianza entre Bush, McCain y Obama han logrado la aprobación del congreso. El Congreso ha rechazado el plan de rescate financiero con 226 votos en contra y 207 a favor. Los demócratas se han decantado por el sí en el debate, 141 votos a favor y 94 en contra; por su parte los republicanos han votado en contra, 132 votos en contra y 66 a favor. Se espera que la votación del Senado se produzca el próximo miércoles.Los dirigentes demócratas y republicanos, tanto en la Cámara baja como en el Senado, han afirmado que existe un acuerdo para la aprobación del proyecto de ley, pero hay incertidumbre sobre el voto de los republicanos más conservadores en la Cámara de Representantes.

El plan, que otorgará atribuciones extraordinarias al secretario del Tesoro estadounidense, Henry Paulson, permitirá que el Gobierno adquiera activos hipotecarios de las instituciones financieras con apremios. El presidente de EEUU, George W. Bush, ha instado a primera hora de hoy al Congreso a que apruebe la "ley de estabilización financiera" que, según él, impedirá que la crisis se extienda a toda la economía nacional."El Congreso debe enviar una señal firme a los mercados" aprobando el proyecto, dijo Bush en una declaración desde la Casa Blanca.Demócratas y republicanos en el Congreso "han alcanzado un acuerdo extraordinario para hace frente a una situación extraordinaria", ha añadido."Es una legislación audaz que estabilizará los mercados financieros", agregó el presidente estadounidense.

Según Bush, las agencias del Gobierno que hacen cálculos presupuestarios esperan que el coste real del rescate para los mercados financieros "sea mucho menos que los 700.000 millones de dólares, de lo cual la mayor parte, si no todo, se recuperará", ha afirmado. El proyecto de ley ha recibido protestas tanto de los republicanos más conservadores como de los demócratas más liberales. El demócrata Chris Dodd, presidente del Comité de Banca del Senado, ha dicho que confía en que la legislación tendrá la aprobación de la mayoría en ambos partidos."Esto no se refiere sólo a Wall Street. Una extensión de la crisis puede perjudicar a la gente en todo el país", ha manifestado Dodd.