22 mayo 2008

El petróleo rebasa los 135 dólares en un mercado al borde de la histeria

---------------------------------------------------------
.
tunc qui in Iudaea sunt, fugiant ad montes
qui in tecto, non descendat tollere aliquid de domo sua
et, qui in agro, non revertatur tollere pallium suum
Vae autem praegnantibus et nutrientibus in illis diebus
Orate autem, ut non fiat fuga vestra hieme vel sabbato.
.
APOCALIPSIS
.

Los precios del petróleo alcanzaron un nuevo récord el jueves al superar los 135 dólares por barril en un mercado al borde de la histeria, impulsado por los temores sobre la oferta, la pasividad de la OPEP, la baja de las reservas de crudo estadounidenses y la especulación. En Londres, el barril de Brent se cotizó a 135,14 dólares, superando levemente al West Texas Intermediate (WTI) de Nueva York, que registró el jueves un nuevo récord a 135,09 dólares el barril. Desde el miércoles la histeria se apoderó de los mercados y el petróleo superó progresivamente el umbral de los 130, 131, 132, 133, 134 y 135 dólares.

Los analistas "alcistas" del banco Goldman Sachs -que ya en 2005 predijeron un barril en 100 dólares- provocaron gran barullo al anunciar el 5 de mayo que el crudo podría alcanzar 150 dólares el barril de aquí a dos años. Al ritmo actual, sus previsiones podrían tornarse realidad más pronto de lo previsto, estiman los comentaristas. El departamento estadounidense de Energía anunció el miércoles que las reservas de crudo de Estados Unidos, que según los analistas tenían que crecer, bajaron en 5,4 millones de barriles, situándose en 320,4 millones de barriles durante la semana que terminó el 16 de mayo.

Al contrario de lo que se esperaba, las reservas de gasolina bajaron en 800.000 barriles. Las reservas de productos destilados (gasoil y fuel para calefacción) aumentaron, pero menos de lo previsto. La noticia alimentó aún más el sentimiento de que el margen entre la oferta y la demanda se reduce peligrosamente mes tras mes: la oferta sigue con suma dificultad la demanda de los países emergentes, que crece sin parar. Una señal de que estos temores no están relacionados con dificultades momentáneas es que el movimiento afecta también los precios de los contratos más lejanos y el petróleo vendido en diciembre de 2016 -el contrato más alejado en el tiempo disponible en Nueva York- ya se compra en cerca de 140 dólares.

"Los mercados se movieron más por criterios sicológicos, es decir temor y codicia, que económicos. Sin embargo, la oferta global de petróleo puede caer muy cerca de la demanda en los próximos 20 años, indicó una amplia investigación de la Agencia Internacional de Energía (AIE), citada por el Wall Street Journal el jueves. Según este estudio basado en una evaluación de los campos existentes y las inversiones en la extracción de petróleo la oferta de crudo de aquí a 20 años "podría ser mucho menor de lo que se pensaba hasta ahora".