16 mayo 2008

Muchos imperios han tratado de dominar a Afganistán, pero ninguno lo logró

---------------------------------------------------
.A veinte años de la salida de la ex Unión Soviética en Afganistán, el embajador de Rusia en Kabul dice que las fuerzas de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) están cometiendo los mismos errores de los soviéticos... si no más.

El siguiente video muestra como atacan los Talibanes Afganos.

(Al correr el video pon en pausa el MP3, que está en la barra lateral)

El error principal, afirma el embajador Zamir Kabulov, es que las fuerzas estadounidenses y los efectivos de la OTAN no han conseguido limpiar su imagen y siguen siendo vistos por los afganos como fuerzas de ocupación. Este error, señala, se fortalece por el hecho de que estas mismas fuerzas carecen de un entendimiento de la mentalidad afgana, de su cultura, y, por ende, no depositan ninguna confianza en los ciudadanos de Afganistán. Como resultado de este desencuentro, la violencia parece haber alcanzado su peor momento desde 2006, el período más sangriento desde que las fuerzas encabezadas por EE.UU. derrocaran al gobierno del talibán en 2001.

En dos años han muerto más de 12.000 personas en combates y atentados, pese a que las fuerzas extranjeras mantienen en el país unos 55.000 efectivos. El futuro no se presenta promisorio. Según los observadores, hay gran frustración entre el afgano común y corriente debido a la gran inseguridad, al ritmo lento del desarrollo y la reconstrucción. Todo esto, coronado por una corrupción endémica, ha hecho que algunos políticos occidentales adviertan que Afganistán podría caer en el caos y la anarquía.

Pero mientras unos luchan por sus vidas otros reciben los honores.

El príncipe Harry de Inglaterra recibió hoy una medalla al valor por las seis semanas que pasó como militar en Afganistán, informan los medios. u novia, Chelsy Davy, se veía orgullosa mientras seguía la ceremonia en que el teniente, de 23 años, recibió la condecoración en el cuartel de Combermere, no muy lejos de la residencia de Windsor de la reina. a princesa Ana, tía de Harry, fue la encargada de colocarle su primera medalla en el uniforme, con su padre el príncipe Carlos como testigo.

Harry, que para el Ejército es el “teniente Wales” (Gales) tuvo que interrumpir en febrero su misión secreta en Afganistán, después de que los medios hicieran pública su presencia. egún declaró, el príncipe estaba “muy decepcionado” por tener que irse del campo de batalla. Desde entonces espera tener la oportunidad de ser enviado de nuevo al país asiático o incluso a Irak. urante la condecoración, el príncipe estaba de buen humor. Sonrió a su tía -que tiene rango de coronel en el regimiento real de élite Blues and Royals- y guiñó un ojo a su novia Chelsy.

Y para no ser menos, su hermano, el futuro rey, también fue a Afganistán