04 junio 2008

Estamos en medio de la más severa crisis alimentaria en la historia mundial

El gran hambre que siento acercarse
Frecuentemente rondar, después será universal
Tan grande y largo que llegará a arrancar
Del bosque raíz y, el niño del pecho.
.
NOSTRADAMUS
.

El hambre crea nuevo orden mundial

La actual carestía alimentaria, sin precedentes históricos, crea un nuevo orden político mundial según el cual cada país trata de asegurarse su pedazo de la torta y se preocupa poco por el resto. Expresiones de inseguridad alimentaria, como las restricciones a las exportaciones impuestas por países productores de granos, constituyen presagios de "un capítulo enteramente nuevo", dijo Brown a la prensa extranjera en Beijing. "Estamos en medio de la más severa crisis alimentaria en la historia mundial", señaló. "Se trata de una situación crónicamente tensa, un problema serio y a largo plazo." Los políticos reunidos en la cumbre de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), que terminará este jueves en Roma, debaten soluciones al encarecimiento de los alimentos y el malestar civil causado por la escasez.

Pero, en realidad, muchos países ya están actuando unilateralmente para asegurarse el suministro para el futuro. Desde África hasta Asia, muchos países buscan comprar o arrendar tierras en el exterior para cultivar y alimentar a su población. China, el país más poblado del mundo, lleva la delantera: ya explota haciendas en Tanzania, Laos, Kazajstán, Brasil y otros. India ha puesto la mira en Uruguay y Paraguay. Corea del Sur negocia acuerdos agrícolas con Sudán y Siberia. Libia y Egipto, por su parte, hacen lo mismo con Ucrania. Lo preocupante, según Brown, es que "los países más influyentes sean capaces de asegurarse suministros alimentarios, dejando a países pobres y menos poderosos sin alimentos que importar". "Esto podría sembrar la desesperación en cantidad de países".

Para proteger a sus consumidores internos, India, Vietnam, Indonesia y China restringieron las exportaciones. Este año China experimentó su primer déficit comercial de granos en décadas, y comenzará a fijar impuestos a las exportaciones que oscilarán entre cinco y 25 por ciento. A medida que se desencadenaba la actual crisis alimentaria, el rol de China como principal productor y consumidor mundial de granos ha quedado bajo un escrutinio cada vez mayor. Políticos de todo el mundo miran con aprensión a China, que debe alimentar a 1.300 millones de personas, preocupados de que cualquier cambio en la histórica política de autosufienciencia del país tenga un efecto tremendo en el mercado mundial de granos. El primer ministro chino Wen Jiabao dijo que la prioridad de China es alimentar a su propia población, y que ésa será "la mayor contribución" de ese país al mundo. Beijing asegura contar con grandes reservas de granos para sobrellevar la actual crisis alimentaria. Pero su dimensión es incierta.

"Los efectos secundarios de ajustar más las exportaciones serán significativos, y habrá más daños que beneficios", agregó. El impacto de la reducción de exportaciones de Asia ya se hizo ver en los disturbios en África y Haití, que dependen de importaciones de alimentos baratos. El Departamento (ministerio) de Agricultura de Estados Unidos pronostica que los altos precios y las restricciones a las importaciones reducirán nueve por ciento el volumen de arroz comerciado internacionalmente en 2008, lo que disparará aun más los costos. En la cumbre alimentaria de Roma, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon presionó a los países de todo el mundo a eliminar una amplia gama de prohibiciones a las exportaciones y aranceles a las importaciones para ayudar a millones de pobres a afrontar el mayor encarecimiento de los alimentos en 30 años

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Yo creo que el hambre es la decadencia del viejo orden mundial.

Ya lo pudiste leer en el leap2020... .los paises que tengan sus economias sujetas al dolar padeceran peor la crisis.

¿y por que?
Ya Soros lo ve claro, este es el fin de la hegemonia del dolar.

Imagina que tu vives en eccuador cobrando 250 dolares mensuales cada dia primero. Al octavo dia el dolar se devalua y por tanto los productos suben de precio, asi que con tus viejos 250 dolares ya no alcanzas hasta fin de mes.

Pues imaginate a economias donde la poblacion vive con menos de dos dolares diarios. Esos sufren los impactos de los mercados de alimentos que se transaccionan en dolares.

No hay carencia de alimentos, hay exceso de dolares.
Volvemos a iran.
Cuando iran no vende en dolares, libera a muchos paises a mantener sus economias sujetas al dolar. Esos paises reducen sus reservas de dolares y los ponen en circulacion haciendo que se devaluen pues cada vez resulta mas facil conseguir dolares en el mercado de divisa.
Cualquier persona dira... en lugar de tener tantos dolares faciles de conseguir en constante devaluacion, es preferible mantener una reserva de euros.... con lo que consigue seguir devaluando el dolar lo que hace subir el precio del alimento que daña el estomago de los pobres que aun mantiene sus economias en dolares.

Oton Van Olts dijo...

Tus fuentes y opiniones nos han ayudado bastante.

Muchas gracias