09 junio 2008

Si los mares mueren, la humanidad morirá con los mares

.
Es impresionante, pero en la dirección que se mire se encuentra la devastación, esta vez se trata de los mares, la contaminación, la superexplotación, el Cambio Climático y la pérdida de oxigeno han creado zonas muertas y grandes cambios en la biomasa y la fauna marina. En este pequeño análisis les mostraremos algunos de los desastres que hemos causado.
.

denuncian la "muerte" de 200.000 kilómetros cuadrados de ecosistema marino.

"Estamos utilizando los océanos como vertedero de basura y les estamos quitando el aire para respirar", ha señalado en Hamburgo Jochen Lamp, autor del informe. Las principales amenazas para los mares, ha señalado Lamp, son la sobre pesca, el cambio climático y la falta de oxígeno. El documento presentado de cara al próximo domingo, Día Mundial de los Océanos señala que el mar con la mayor superficie "muerta" es el Báltico, con un total de 42.000 kilómetros cuadrados, y de hasta 90.000 kilómetros en los peores momentos de crisis. Otros de los lugares más afectados se encuentran en el golfo de México, el Mar Negro y el Adriático, donde grandes zonas de fondo marino se encuentran afectadas por los vertidos de los ríos, que transportan pesticidas cargados de fósforos y nitratos.

Mientras en algunas partes del mundo la vida desaparece en el fondo del mar, otras zonas son afectadas por exceso de vida. Ambos casos son manifestaciones de desequilibrio de un ecosistema. El Gobierno de Las Palmas de Gran Canaria, ha declarado la guerra a una especie depredadora que ha ganado terreno en el fondo del mar año con año, el erizo diadema. El crecimiento desmesurado de las poblaciones de erizos que afecta a los fondos marinos de Canarias desde hace décadas obedece al uso descontrolado y poco sostenible del medio marino, lo que ha hecho que desaparezcan sus predadores naturales, como son el mero o el gallo.

Abajo, un video en que verás un alucinante ballet de medusas, no temas pues están en un acuario, si estuviesen libres y te acercaras seguramente morirías

(Al correr el video pon en pausa el MP3, que está en la barra lateral)

Las Medusas invaden todos los océanos

Una invasión de medusas en la única granja de salmones de Irlanda del Norte, Reino Unido, mató a 100.000 peces la semana pasada. Millones de medusas inundaron las jaulas donde se encontraban los salmones.Millones de medusas de la especie Pelagia noctiluca invadieron las jaulas donde se encontraban los salmones a un kilómetro y medio mar a dentro, cerca de la bahía de Glenarm y de Cushendun. La invasión de aguamalas cubrió un área aproximada de 30 kilómetros cuadrados y diez metros de profundidad. El ataque duró más de cuatro horas. El director de la empresa afectada, John Russell, dijo que nunca había visto nada parecido en sus 30 años en el campo de la piscicultura. La compañía afirmó que tardarán al menos dos años en recuperarse."El mar estaba completamente rojo por las medusas, y no podíamos hacer nada, absolutamente nada", dijo Russell.

Pero no solo en Irlanda vive este fenómeno, las costas de Europa, América, Asia y Australia están plagadas de medusas. Nadie sabe de donde han venido y se ha pensado en las fosas abismales y dicen que la sobre pesca de los peces que las depredaban ha dado lugar a esta gigantesca explosión de hordas de medusas. La mayoría de ellas poseen aguijones altamente venenosos, siendo la avispa de mar (La más pequeña de ellas, la más asesina) Los fertilizantes y residuos industriales que caen en el mar, producen zonas muertas y el decaimiento del oxigeno, que son el caldo de cultivo pues estos seres viven con mínimas cantidades del vital elemento. Lo pero de todo es que al matarlas descargan millones de huevos que caen a las profundidades, donde nacen las nuevas generaciones que a grandes números han vuelto desde un pasado de 500 millones de años para recuperar el control de los mares.

Cada vez son más las especies exóticas que amenazan los fondos marinos del mar Mediterráneo. Las advertencias de los expertos no parecen ser suficientes para que los responsables técnicos de la administración tomen en serio el impacto ambiental que causan estas especies invasivas. Desde los inicios de los años 20 cuando se empezaron a detectar especies alóctonas el número de estas en el Mediterráneo se ha doblado en los últimas dos décadas.Las algas subtropicales campan a sus anchas por el litoral Mediterráneo causando verdaderos problemas ambientales. De entra todas las especies vegetales invasores marinas destaca por su alta agresividad en su colonización y además por su toxicidad, la conocida Caulerpa taxifolia que se asienta sobre fangos, rocas, arenas y praderas. Existen seis países afectados en el mar Mediterráneo:, Croacia, España, Francia, Italia, Mónaco, y Túnez con más de 70 localidades conocidas, que suponen unas 13.000 ha invadidas a lo largo de más de 180 km de la línea de costa. La Caulerpa taxifolia escapó de acuarios de Montecarlo hacia mediados de los años ochenta.

Una de las últimas en detectarse ha sido el alga roja macrófita de origen pantropical, la Womersleyella setacea, típica de la zona oceánica indo-pacífico-caribena y con un un elevado poder invasor afecta desde hace dos décadas el Mediterráneo. La Womersleyella setacea inició su colonización frente a las costas francesas en 1987 y posteriormente se extendió a Córcega, las costas italianas y del mar Egeo y más recientemente en las Baleares. Probablemente llegó con la descarga de las aguas de lastre de los barcos de transporte. En efecto los barcos cuando viajan sin carga llevan agua en sus estanques, las que luego botan en el lugar de destino. Es como una globalización de los mares, pero al igual que la globalización va a terminar afisxiando al hombre.

2 comentarios:

deus mihi fortis dijo...

sí que lo sabía que los corales se estan extinguiendo, y son la base de toda la vida en el oceáno y si mueren, se acabará el mar cmo lo conocesmos, pero todo eso ya destruído!! dios, y vienen con esos discursos ecologicos...

ya casi no puedo más... como fuímos ciegos...

Oton Van Olts dijo...

Siempre habrá quien siga viviendo, siempre habrá quien entienda