24 junio 2008

Más problemas en la economía. Inflación de dos dígitos se cierne 2/3 de la población mundial

.
Los acomodados súbitamente serán desposeídos
Por los tres hermanos el mundo puesto en trance
Ciudad marina apresarán enemigos
Hambre, fuego, sangre, peste, y de todos los males el doble.
.
NOSTRADAMUS
.

La inflación comienza a ser preocupante en países emergentes como los de América Latina y, sobre todo, Asia donde alcanza una cota promedio del 26 por ciento. En Venezuela, en cambio, el alza de precios supera ya el 31 por ciento. Un diagnóstico equivocado por parte de los Bancos Centrales de estos países, unido a una política monetaria insuficiente, hace que se siga alimentando el consumo con tipos de interés inferiores a la tasa de inflación. En Asia, cerca de 600 millones de personas sobreviven con menos de un euro al día. Resulta especialmente preocupante la enorme cantidad de países con tasas por encima del 5 por ciento y que continúan subiendo.

Gran parte de la culpa de este incremento generalizado de los precios no sólo podría estar originado por el fuerte repunte en los precios de las materias primas, sino también por las políticas de los bancos centrales de las economías más desfavorecidas. Estas autoridades monetarias estaban convencidas de que la desaceleración económica global llegaría a rebajar el aumento de los precios. No obstante, pese a que la demanda de exportaciones se moderó mucho en EEUU y Europa, el consumo interno en estos países se ha disparado, empujando al alza las tasas de inflación, en algunos casos, por encima del 26 por ciento.

La Bolsa española cae al nivel más bajo en casi dos años.

El selectivo del mercado español, el Íbex-35, se desplomó hasta los 12.205,6 puntos, cerca del soporte crítico de los 12.000-12.200 puntos, y ya acumula una caída del 19,61 por ciento desde que comenzó el año, en línea con los indicadores europeos. Sin embargo, la evolución del selectivo español fue hoy mucho peor que la de sus homólogos europeos, que a última hora moderaron parte de sus pérdidas (Fráncfort cayó el 0,81 por ciento; París, el 0,83 por ciento y Londres, el 0,57 por ciento), ante la remontada del Wall Street tras su mala reacción inicial a sus desfavorables datos macroeconómios. En EEUU se conoció hoy que tanto el índice de precios de vivienda como la confianza del consumidor cayeron más de lo previsto por los analistas, lo que refleja que la hasta ahora principal economía del mundo sigue sin mostrar signos de reactivación.

Según el gestor de renta variable de Renta 4 Alejandro Varela, la bolsa española se vio penalizada sobre todo por el hecho de que la economía española "es una de las peor preparadas para hacer frente a la crisis mundial", como demuestra el anuncio de que España crecerá menos del 2 por ciento este año y una cifra aún menor en 2009, cuando la tasa de paro se acercará al 11 por ciento. A las negativas perspectivas sobre la economía nacional y sobre la economía global hay que unir las tensiones geopolíticas en las relaciones entre Israel e Irán, que dispararon el precio del crudo por encima de los 136 dólares por barril. Ante estas circunstancias, los inversores no discriminaron y penalizaron especialmente a valores defensivos, como los relacionados con la energía y la electricidad.

Entre los grandes valores de la bolsa española, Unión Fenosa fue el que más cayó, el 2,99 por ciento, seguido de Iberdrola, con el 2,67 por ciento, y Repsol, con el 2,03 por ciento. BBVA y Santander también sufrieron caídas pronunciadas, del 1,86 por ciento y del 1 por ciento, respectivamente, en tanto que Telefónica resultó la más favorecida al dejarse "sólo" el 0,94 por ciento. En cuanto a las principales caídas del Íbex-35, estuvieron protagonizadas por compañías tan variopintas como Telecinco, que retrocedió el 5,02 por ciento; Ferrovial, el 4,49 por ciento; Criteria, con el 3,95; REE, con el 3,85 por ciento, y Cintra, con el 3,61 por ciento. De los 34 valores que componen temporalmente el Íbex-35, sólo cuatro terminaron en positivo, liderados por Grifols, que ganó el 3,63 por ciento, seguido de Mapfre, con el 1,92 por ciento; Acerinox, con el 1,43 por ciento, y FCC con el 0,31 por ciento. Respecto a la Bolsa de Madrid, descendió el 1,51 por ciento, arrastrada sobre todo por el sector Petróleo y Energía, que bajó el 2,41 por ciento, seguido de Materiales Básicos, Industrias y Construcción, con el 1,74 por ciento. A continuación se colocó Servicios de Consumo, con un retroceso del 1,49 por ciento; Servicios Financieros e Inmobiliarios, con el 1,36 por ciento; Tecnología y Comunicación, con el 0,97 por ciento, y Bienes de Consumo, con el 0,47 por ciento.

Más para España. Adiós al superávit: cae desde enero un 80%.

Hace un año, las cuentas del estado registraban un superávit de 13.592 millones de euros. Ahora sólo llega a los 2.722 millones. Supone una caída desde enero del 80%. Desde el Ministerio se explica que el acusado descenso del superávit a la desaceeración económica, principalmente en lo que afecta al sector inmobiiario, y al aumento de los costes empresariales por el alto precio del crudo.

El superávit alcanzado hasta mayo, que equivale al 0,24 por ciento del PIB, fue resultado de unos ingresos de 60.351 millones de euros, el 8,9 por ciento menos que entre enero y mayo de 2007, y unos pagos por 57.629 millones, el 9,5 por ciento más.