01 julio 2008

Todo indica que "La gran depresión" está a las puertas.

.
El gran hambre que siento acercarse
Frecuentemente rondar, después será universal
Tan grande y largo que llegará a arrancar
Del bosque raíz y, el niño del pecho.
.
NOSTRADAMUS
.
El barril llegará a 200 dólares, si es que sigue cotizando en dolares, pues la moneda sin valor del imperio dejará de ser el referente.
.
(Al correr el video pon en pausa el MP3, que está en la barra lateral)
.
.
LO que viene según "Periodista Digital" Petróleo a 170 dólares, el euro a 1,75 e interés en el 4,5%.

El año 2008 amenaza con convertirse en un año de récords, pero negativos en el ámbito económico. La inflación se ha convertido en una de las principales preocupaciones de los analistas e instituciones financieras. Así, el Índice de Precios al Consumo (IPC) se ha disparado en la Eurozona hasta el 4 por ciento en los últimos meses. Casi el doble de la tasa recomendable (2 por ciento), según los objetivos del Banco Central Europeo (BCE). En España, la inflación alcanza ya el 5,1 por ciento. La tasa más alta desde que comenzó a elaborarse la serie histórica en 1997. Sin embargo, los expertos avanzan un panorama aún peor a corto y medio plazo. La divergencia de puntos de vista sobre el tipo de cambio euro-dólar entre el Banco Central Europeo (BCE) y la Reserva Federal estadounidense corre el riesgo de aumentar la volatilidad de los mercados financieros en los dos próximos meses, según un informe de Standard and Poor's (S&P).

La divergencia entre los dos bancos centrales sobre el nivel apropiado del tipo de cambio euro-dólar nos lleva a incrementar la volatilidad esperada en los mercados en el verano. Así, la agencia de calificación augura que el euro podría continuar su subida hasta 1,6 dólares en los próximos dos meses, provocando a su vez nuevas alzas en el precio del petróleo. De hecho, el euro llegará a valer 1,65 dólares en los próximos cuatro meses antes de marcar una inflexión en el último trimestre del año, según el documento. Pese a ello, los analistas consultados por LD no descartan que el euro llegue a cotizar a un precio récord de 1,75 dólares al cierre del presente ejercicio. Es decir, una depreciación del billete verde que, de producirse, amenaza con poner en serios aprietos la confianza en dicha divisa de referencia internacional y en la propia economía estadounidense, tal y como avanzó LD.

Como consecuencia, el petróleo seguirá encareciéndose. En este sentido, hace escasas fechas, el propio presidente de la OPEP vaticinaba que el precio del barril de crudo podría alcanzar los 170 dólares en los próximos meses, incrementando a su vez las presiones inflacionistas en gran parte del mundo. A ello, se sumará la subida de los tipos de interés en la Eurozona. Los mercados financieros ya han descontado que el BCE subirá los tipos de interés en 25 puntos básicos, hasta el 4,25 por ciento, en su reunión del próximo jueves, medida que la entidad ha dejado entrever desde comienzos del mes de junio.

De hecho, S&P va más allá al afirmar que, posiblemente, el BCE aumentrá dos veces sus tipos de interés en 2008, con una alza total de 50 puntos básicos, hasta situarlos en el 4,5 por ciento, para mantenerlos estables en 2009. Mientras, el Banco de Inglaterra mantendrá los tipos estables en el actual 5 por ciento durante los doce próximos meses, al tiempo que la Reserva Federal (FED) se decantará igualmente por una subida a fin de rescatar la fortaleza perdida del dólar."De este modo, las tendencias de crecimiento del PIB probablemente serán divergentes en el seno de la Eurozona durante los próximos 18 meses, y España, Grecia, Portugal e Irlanda, probablemente experimentarán una aguda caída del crecimiento del PIB", señala el documento.

El FMI advierte que "algunos países están en su punto crítico"

Muchos gobiernos tendrán que ajustar sus políticas en respuesta a la subida de los precios y la comunidad internacional tendrá que hacer de su parte para atajar esta crisis global, ha dicho hoy el Fondo Monetario Internacional (FMI). "Algunos países están en un punto crítico", ha afirmado el director gerente del FMI, Dominique Strauss Kahn. El encarecimiento de los alimentos y los combustibles afecta más a los países pobres, dependientes de las importaciones y con problemas en su balanza de pagos, explica el FMI en un informe divulgado hoy. "Si los precios de los alimentos siguen subiendo y los del petróleo se mantienen donde están, algunos gobiernos ya no podrán alimentar a sus pueblos y, al mismo tiempo, mantener la estabilidad de sus economías"

El estudio determina que los precios más altos de los alimentos han significado que un grupo de 33 países pobres, importadores netos de alimentos, gastaron 2.300 millones de dólares adicionales desde enero de 2007, o un 0,5% de su Producto Interior Bruto de ese año. En el mismo período, el aumento del precio del petróleo sobre 59 países de ingresos bajos que son importadores netos de crudo fue de 35.800 millones de dólares, esto es el 2,2% de su PIB. En marzo pasado, los precios de los alimentos para 120 países de ingresos bajos y mercados emergentes fueron un 12% más altos que un año antes, comparado con una inflación del 10% tan solo tres meses antes.

2 comentarios:

Theo Faron dijo...

Como es habitual, fenomenal artículo !!! Oton, vuelvo a reiterar que me parece magnífico este blog.

Oton Van Olts dijo...

muchas gracias por tu comentario