06 agosto 2008

Ruanda acusa a Mitterrand del genocidio de más de 800.000 personas.

.
París dijo ayer que esperará a "conocer el informe" cuando éste "le sea enviado por el Gobierno ruandés" desde Kigali, capital del país, antes de pronunciarse sobre las graves acusaciones de que son objeto 13 responsables políticos y 20 militares franceses, entre ellos el fallecido François Mitterrand, a los que culpa del genocidio de 1994, en el que fueron asesinadas 800.000 personas
.

París dijo ayer que esperará a "conocer el informe" cuando éste "le sea enviado por el Gobierno ruandés" desde Kigali, capital del país, antes de pronunciarse sobre las graves acusaciones de que son objeto 13 responsables políticos y 20 militares franceses, entre ellos el fallecido François Mitterrand, a los que culpa del genocidio de 1994, en el que fueron asesinadas 800.000 personas.

Según el documento del ministro de Justicia ruandés, Tharcisse Karugarama, los 33 franceses deberían ser juzgados porque "estaban al corriente de los preparativos del genocidio" y "participaron en las principales iniciativas" que permitieron la matanza. Además de Mitterrand, Kigali implica al que fuera su primer ministro, Édouard Balladur, al entonces titular de Exteriores, Alain Juppé, y a Dominique de Villepin, su director de gabinete.

En 1998 el Parlamento francés encargó a una comisión que investigara eventuales responsabilidades. Se llegó a la conclusión de que las tropas de la Operación Turquesa enviadas por París "no participaron en el genocidio" pero aceptó la idea de un "error global de estrategia". El juez antiterrorista francés Jean-Paul Bruguière, investigó en marzo de 2004 la implicación del hoy líder ruandés, Paul Kagame, en la muerte de Juvenal Habyarimana. La destrucción por un misil del avión en el que viajaba el presidente hutu sirvió de punto de arranque del genocidio. Bruguière (próximo a Jacques Chirac) firmó al final de ese año un mandato de arresto internacional contra nueve personas del entorno de Kagame por su "presunta participación" en el atentado. Kigali rompió relaciones diplomáticas con París.

Liberté, Igualité, Fraternité

En ningún momento el ejército francés presentó resistencia alguna a la infraestructura del genocidio, especialmente los puestos de control de los Interahmwes donde se mataba a Tutsis que intentaban huir"

Al presentar la información, el ministro de Justicia de Ruanda, Tharcisse Karguarama, señaló que su gobierno ya envió un mensaje "a las autoridades pertinentes para que los políticos y militares acusados sean debidamente juzgados". "En apenas cien días, más de 800.000 hombres, mujeres y niños inocentes en Ruanda fueron brutalmente asesinados mientras el mundo desarrollado, impasible y aparentemente sin perturbarse fue testigo pasivo del apocalipsis o simplemente cambiaba de canal".

En primer lugar los ruandeses, que no llegaron a una solución política cuando tuvieron la oportunidad de hacerlo, a través del acuerdo de paz negociado en Arusha, Tanzania, con el apoyo de la comunidad internacional. No hay forma de negar que la principal responsabilidad es de los ruandeses. Sin embargo, cuando los ruandeses que se vieron en medio de estas terribles circunstancias pidieron ayuda, la comunidad internacional los abandonó. Y en este sentido, como digo en mi libro, debemos mencionar como responsables en primer lugar a los estadounidenses y los franceses, seguidos por los belgas, la ONU, y luego todos los que simplemente no hicieron nada ante lo que ocurría. dijo a BBC el el general canadiense Romeo Dallaire que comandara las tropas de la ONU durante el genocidio de Ruanda.

3 comentarios:

penny stock newsletter dijo...

ive done something here to have you a few cents!

MIGUEL dijo...

what did you said penny are you crazy

elvilas10 dijo...

Mitterand claro cómplice. Kofi Annan, premio nobel de la paz, también participó de alguna forma negando que los tutsis pudieran ser acogidos por las sedes de los cascos azules. No solo eso, sino que además el país se endeudó, y cuando llegó el nuevo gobierno de tutsis pidió que se cancelara la deuda, ya que se negaban a pagar el dinero que había servido para comprar los machetes que acabaron con sus madres y hermanos, y el FMI y el Banco Mundial se negaron, y así es como hoy en día Ruanda es un país de pobres que se matan a trabajar día a día para pagar a los países ricos el dinero que sirvió para realizar la matanza. Es vomitivo.