19 agosto 2008

Tembladera en los mercados. EE.UU y Europa van a caer antes de lo esperado.

.
Los simulacros de oro y de plata inflad
Que tras el rapto al fuego fueron arrojadoS
Al descubierto extintos todos y turbados
En el mármol escrito, prescripto interponed
.
NOSTRADAMUS
.

EEUU "no escapará de la recesión" y Europa intensificará su frenazo económico. Malas perspectivas económicas para lo que resta de año. EEUU "no podrá escapar más" de la recesión en este segundo semestre de 2008, al tiempo que se confirmará la fuerte ralentización en Europa, tras el frenazo de Alemania y Francia, según un informe del banco suizo UBS. Tan sólo las economías asiáticas resisten, por el momento, la crisis. De este modo, los datos confirman que las principales potencias económicas del mundo avanzan hacia la recesión. (Fuente: Libertad Digital)

Según los analistas de la entidad, las medidas monetarias y fiscales adoptadas en EEUU para atenuar las crisis están perdiendo su efecto y el país se sumirá inevitablemente en una recesión, sin previsiones de recuperación a la vista. Tales datos reflejan que el crecimiento del PIB norteamericano en el primer semestre del año se debió, sobre todo, a la inyección de liquidez aprobada por el Gobierno de EEUU, más que a la evolución real de su mercado. Motivo por el cual ciertos analistas no dudan en señalar que la economía estadounidense comenzó a deslizarse por la senda de la recesión a finales de 2007, tal y como avanzó este periódico.UBS calcula que el crecimiento en términos reales será del 1,3 por ciento este año y que en 2009 bajará al 1 por ciento. Mientras, los precios de producción industrial en EEUU aumentaron en julio un 1,2 por ciento respecto al mes anterior por el encarecimiento registrado en el precio de la energía y de los alimentos, lo que eleva la tasa interanual hasta el 9,8 por ciento, según el Departamento de Trabajo.

En cuanto a Europa, UBS reafirma que la ralentización será fuerte en la zona del euro, pero no prevé una recesión prolongada, en tanto que la inflación se mantendrá elevada y supondrá una presión adicional para los países. Sin embargo, los economistas recalcan que la recesión es "inevitable" para los países más afectados por la crisis inmobiliaria y otros desequilibrios estructurales, tal y como avanzó LD.En cambio, las economías de Asia muestran su fortaleza en este periodo difícil gracias a una demanda interna "en plena expansión" desde hace ya algunos años, aunque UBS avizora "una desaceleración regular del crecimiento del bloque asiático". Sin embargo, la situación no es similar para todos los países, pues Japón "se encuentra al borde de la recesión". Por último, el estudio apuesta por una apreciación del dólar.


Todas las Bolsas europeas, incluida la española, han cerrado la jornada con importantes caídas causadas por el terremoto hipotecario estadounidense. La incertidumbre sobre las dos mayores sociedades hipotecarias de Norteamérica, Fannie Mae y Freddie Mac, se ha agravado por los rumores de un posible plan de emergencia para salvarlas, algo que sólo serviría para prorrogar la agonía, según el ex economista jefe del Fondo Monetario Internacional Kenneth Rogoff. (Fuente: El Mundo.es)

Tanto Fannie Mae como Freddie Mac perdieron más del 20% el lunes porque 'Barron's' sugirió en un artículo que el Gobierno estadounidense podría inyectar liquidez en las dos compañías, e incluso nacionalizarlas, para rescatarlas de la crisis 'subprime'. Sin embargo, y a pesar de sus cuantiosas pérdidas, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos advierte que no se ha planteado en ningún momento respaldar el rescate de los gigantes hipotecarios con aportaciones de capital o nuevos préstamos. "Las autoridades estadounidenses tienen que estudiar bien el gran lastre que llevan estas dos firmas hipotecarias a la economía del país", ha explicado Luis Cuadrillero, analista de Intermoney. Por su parte, el ex economista jefe del FMI y profesor de Harvard ha asegurado que "en los próximos meses vamos a ver que no sólo quiebran bancos medianos, vamos a ver uno grande, una de las grandes entidades de inversión o de los grandes bancos".

En España, la banca experimentaba importantes caídas. El Banco Santander (-3,1%) y BBVA (-3,96%) sufrían destacadas pérdidas antes del ecuador de la jornada, algo que también sucedía con la banca mediana: Popular (-6,04%), Sabadell (-4,21%), Banesto (-4,61%) y Bankinter (-2,59%). Por su parte, otros mercados bursátiles europeos también sufrían pérdidas, entre ellos el FTSE londinense (-0,76%); el CAC 40 de París (-2,61%) y el DAX de Fráncfort (-2,34%). La Bolsa estadounidense abrió este martes con pérdidas. Los índices ow Jones (-122.86 / -1.07%) y Nasdaq (-34.11 / -1.41%) comenzaban la jornada a la baja por segundo día consecutivo ante el temor de un empeoramiento de la crisis crediticia. Los grandes valores del selectivo cerraron con pérdidas. Además de los dos grandes bancos, BBVA y Santander, también se tiñeron de rojo Repsol YPF (-1,77%), Iberia (-4,88%) y Telefónica (-2,22%). Por su parte, dentro del grupo de energéticas,Iberdrola (-2,2%), Gas Natural (-2,5%), Endesa (-1,07%) y Enagás (0,95%) también cayeron. Sólo Unión Fenosa (0,52%) e Iberdrola Renovables (0,71%) finalizaron la jornada con ganancias. Las mayores pérdidas correspondieron a Mapfre, Ferrovial y el propio Banco Popular, todos ellos con pérdidas por encima del 6%.

La crisis crediticia mundial incidirá en profundidad en los mercados inglés y español, y es que son "los más afectados" por la crisis crediticia, concluye un informe de la firma británica Schroders. Mientras que la mayor parte de los mercados afectados por la crisis tienen en los depósitos una fuente de financiación alternativa, en los casos de Reino Unido y España no parece una opción viable, al unirse a la escasez de los mismos una intensa competencia entre las entidades (Fuente: Intereconomía)

Por esta razón, para Schroders, al estar cerrados los mercados de titulización, la deuda senior sería la principal alternativa de financiación, pero los inversores estarían atentos a una escalada potencial de la emisión. Con el frenazo que se está produciendo en los mercados, puesto que los bancos esperan que los diferenciales bajen para hacer de la emisión de bonos algo rentable, mientras que por el otro lado los inversores saben que los bancos necesitan emitir muchos bonos, así que mantienen los diferenciales altos. Desde marzo de este año, los bancos han estado revisando sus tipos de interés lo suficiente para hacer frente al coste del préstamo. Desafortunadamente, esto está afectando negativamente a muchos de sus clientes, lo que afecta de un modo colateral a la devaluación del mercado de la vivienda. Un año después del inicio de la crisis, los bancos europeos y estadounidenses siguen suscitando desconfianza, con lo que las condiciones para los créditos o financiaciones para estas entidades se mantienen estrictas, y a gran distancia de los niveles anteriores a la crisis.

Las medidas tomadas por la Reserva Federal de Estados Unidos, FED, el Banco de Inglaterra, BoE, y el Banco Central Europeo, BCE, han estado dirigidas a asegurar la liquidez, por lo que en opinión de Schroders, se podría decir que han sido "exitosas". Las resoluciones adoptadas por el BoE tras la quiebra del Northern Rock han servido para que evitasen otros fallos bancarios posteriores. Las fórmulas de la FED han reducido de forma importante los riesgos de un fallo sistémico. No obstante, estas medidas comienzan a perder peso. "Por todo esto, nuestra visión es que las acciones de los bancos centrales han reforzado el sistema financiero de tal manera, que han eliminado los riesgos de quiebra de la mayor parte de los bancos europeos y estadounidenses", indica la firma. Así, recueda que cuando la crisis crediticia había comenzado a andar, los bancos eran reticentes a prestarse dinero entre ellos por temor a que otros bancos pudiesen quebrar, o bien porque estaban reservándolo para tener liquidez.