15 septiembre 2008

Más de la economía, 200 bancos a punto de caer en bacarrota.

.
La situación de las entidades financieras estadounidenses "es muy delicada", y se ha visto acentuada por la decisión gubernamental de no salir al rescate de más compañías, por lo que se estima que unas 200 entidades que tienen problemas "irán a la quiebra". (Europapress)
.

La situación de las entidades financieras estadounidenses "es muy delicada", y se ha visto acentuada por la decisión gubernamental de no salir al rescate de más compañías, por lo que se estima que unas 200 entidades que tienen problemas "irán a la quiebra", principalmente si los precios inmobiliarios no cesan su caída, aseguró el director del Lauder Institute de Wharton School de la Universidad de Pensylvania, Mauro Guillén, en declaraciones a Europa Press.

"Estamos presenciando la caída de numerosas entidades financieras que no son depositarias, es decir, que estaban poco reguladas", explicó Guillén. "El problema es que hicieron apuestas muy arriesgadas en el sector inmobiliario y en los instrumentos financieros derivados de las hipotecas, a menudo apalancándose financieramente mediante deuda para maximizar la tasa de retorno", apuntó. A su juicio, "la situación es muy delicada y "la gran pregunta" ahora es qué sucederá ahora con American International Group (AIG), la mayor aseguradora del mundo.

AIG acumula pérdidas netas por importe de 13.162 millones de dólares en los seis primeros meses del año, frente al beneficio neto de 8.407 millones de dólares del mismo periodo de 2007, un resultado que se vio afectado en parte por los 6.500 millones de dólares en pérdidas vinculadas a inversiones y ajustes en el valor de productos hipotecarios ante el rápido deterioro en el valor de determinados títulos respaldados por hipotecas residenciales y otros instrumentos de deuda estructurada. En este sentido, Guillén indicó que el sector financiero estadounidense se verá afectado por la pérdida de "muchos puestos de trabajo", aunque aseguró que "la esperanza es que la concentración permita recapitalizar las entidades y sanear sus balances". "Va a ser un proceso largo y tedioso. Los accionistas y los empleados son los grandes perdedores", sentenció. Preguntado sobre cómo afectará esta situación a los mercados, el experto pronosticó una caída en las bolsas de entre un 10% y un 20% en 2008. La evolución posterior dependerá de los precios inmobiliarios y las economías emergentes.

2 comentarios:

FABSAGIT dijo...

QUE CURIOSO , SE VA A BANCARROTA EL BANCO LEHMAN QUE PERTENECE AL ESTABLISHMENT ,¿ACASO FUE SACRIFICADO O SERA SALVADO CON DINERO DE LA RESERVA FEDERAL AUNQUE LO NIEGUEN?

Anónimo dijo...

Si salvados los de siempre. Los empleados a la calle :S