06 octubre 2008

Las semana comienza dura, los mercados de asia sufren fuertes pérdidas

.
Los acomodados súbitamente serán desposeídos
Por los tres hermanos el mundo puesto en trance
Ciudad marina apresarán enemigos
Hambre, fuego, sangre, peste, y de todos los males el doble

NOSTRADAMUS
.

Los mercados asiáticos han comenzado la mañana con fuertes pérdidas lastradas por las malas noticias llegadas desde Europa, donde el segundo banco hipotecario alemán, Hypo Real Estate, recibirá 50.000 millones de euros del Gobierno y los bancos alemanes para evitar la quiebra.

La Bolsa de Shangai ha abierto con importantes pérdidas, aunque sin hundirse, tras una semana de parón vacacional por la celebración del Día Nacional del 1 de octubre. Una hora después de su apertura, Shanghai ha bajado un 2,78% hasta situarse en 2.230,12 puntos, después de cerrar con pérdidas del 0,16% el pasado 26 de septiembre.

En Japón el índice Nikkei de la Bolsa de Tokio ha bajado 393,81 puntos (3,6%) hasta 10.544,33 puntos, y el segundo indicador, el TOPIX, que reúne todos los valores de la primera sección, ha perdido 42,44 puntos, 4,05%, y se ha colocado en 1.005,53 puntos. El índice Hang Seng de la Bolsa de Valores de Hong Kong ha perdido 526,19 puntos, equivalentes al 2,98%, tras lo cual se ha situado en 17.156,21 puntos en la apertura. En Singapur, el índice Straits Times ha caído 68,03 puntos, el 2,96%, que lo han dejado en 2.229,09 puntos.

Alemania aprueba un millonario rescate para la segunda hipotecaria del país.

El Gobierno y los bancos alemanes acordaron a última hora de ayer una solución para que el banco hipotecario muniqués Hypo Real Estate (HRE) se salve de la bancarrota, según ha anunciado el presidente de la Autoridad Federal de Supervisión Financiera (BaFin), Jochen Sanio. "Tenemos una solución, una buena solución", declaró Sanio a los medios de comunicación desde Berlín, donde se celebró la reunión para reflotar Hypo Real Estate poco antes de la medianoche, cuando sólo faltaban dos horas para que abrieran las bolsas en Asia. (El País)
.
El acuerdo contempla una inyección de 50.000 millones de euros en concepto de préstamo a la segunda hipotecaria del país, después de que fracasara la primera operación de salvación que contemplaba una línea de crédito de 35.000 millones de euros con el aval del Gobierno federal de Alemania. Los bancos se han comprometido a conceder una garantía de crédito adicional de 15.000 millones de euros que se suma a los 35.000 millones de euros a los que se comprometieron el Estado y la banca hace una semana. según informó el ministerio alemán de Finanzas. Con esta cantidad se espera devolver al banco la liquidez necesaria y recuperar la estabilidad de los mercados financieros.
.
Pocas horas antes de conocerse este acuerdo, la canciller Ángela Merkel había dejado ya entrever que el Estado ofrecerá garantías estatales a la totalidad de los depósitos privados, cuya suma asciende a unos 568.000 millones de euros. "El mensaje del Gobierno es que no permitiremos que la crisis de una institución financiera ponga en peligro todo el sistema", dijo Merkel. Un portavoz del Ministerio de Finanzas, Torsten Albig, fue más claro al asegurar que el Gobierno federal "garantiza todos los fondos privados". Con esta decisión, Merkel cambia radicalmente el discurso mantenido hasta ahora y sigue el ejemplo de la tan criticada Irlanda, a la que en la mini-cumbre de París todavía había reprochado haber emprendido este camino en solitario. Sin embargo, el peligro de que Alemania sufriera una fuga de capital hacia Irlanda como la que se ha empezado a vivir en el Reino Unido hizo cambiar al gobierno de opinión y abandonar la senda de la consolidación presupuestaria como objetivo prioritario.

1 comentario:

Nelson Jose dijo...

Amigos si esta Vieja Alemana arruga asi esta cara, y alemania tiene la economia mas fuerte de europa que quedara para los demas paises Europeos, si seguimos escuchando la cancion de arcana y viendo estas noticias nos va a dar un infarto, es una broma Saludos Nelson Jose.