26 mayo 2008

El cambio climático es imparable, y la contaminación de los mares nefasta.

---------------------------------------------------
.
Es impresionante ver como se degrada la situación mundial en todos los campos, en todas las situaciones. Cuando comenzamos este blog fue para advertir a las personas sobre lo que ocurría, para que pensasen y pudieran cambiar el orden de las cosas, pero los acontecimientos se suceden con tal velocidad que realmente las cosas ya están en un punto sin retorno, y ahora ha llegado el tiempo de prepararse para poder capear la tormenta. Solo esperamos que la mayor cantidad de gente pueda entender lo que viene.
.
Este video muestra la realidad del cambio climático que afectará de manera distinta a los dos polos, el norte se derrite, el sur aguanta.
.
(Al correr el video pon en pausa el MP3, que está en la barra lateral)

Una investigación llevada a cabo por una expedición militar canadiense halló dramática evidencia sobre un resquebrajamiento importante en el casquete polar ártico.

Uno de los científicos de la expedición, Derek Mueller, de la Universidad de Trent en Ontario, le dijo a la BBC que "estaba impresionado de haber visto estas nuevas grietas". "Significa que la plataforma de hielo se está desintegrando, las piezas están juntas como un rompecabezas, pero podrían alejarse unas de otras", explicó Mueller. De acuerdo a otro científico de la expedición, el doctor Luke Copland de la Universidad de Ottawa, las nuevas grietas concuerdan con un patrón de cambio en el Ártico. Estamos viendo cambios muy dramáticos, desde la reducción de glaciares hasta el derretimiento del hielo oceánico". "Tuvimos 23% menos (de hielo en el mar) el año pasado que como nunca antes y lo que le ocurre a las plataformas de hielo es parte de ese panorama".

Cuando las plataformas de hielo se rompen y dispersan se van al mar abierto como "islas de hielo", transformando la geografía de las costas. El año pasado fui parte de un equipo de la BBC que se unió a Mueller y Copland mientras llevaban a cabo una investigación en la Isla Helada de Ayles, un témpano de hielo del tamaño de la isla de Manhattan. Desde entonces se ha dividido en dos partes y ambas se encuentran a 640 kilómetros al sur de su posición original. Tras el récord registrado el año pasado en el derretimiento del Ártico, todos los ojos ahora están puestos en lo que pasará al hielo marino este verano.


Menos oxígeno en los océanos tropicales

El calentamiento global podría gradualmente dejar sin oxígeno partes de los océanos tropicales, afectando la pesca y las economías costeras. Un estudio publicado en la revista Science afirma que amplias áreas del Atlántico Este y del Océano Pacífico con bajas cantidades de concentración de oxígeno se han expandido en los últimos 50 años, aparentemente en línea con la subida de las temperaturas. Científicos alemanes y estadounidenses dicen en el estudio que los modelos de calentamiento global indican que la tendencia continuará porque el oxígeno en el aire no se mezcla tan fácilmente con las aguas cálidas. Los peces grandes, como el atún o el pez espada evitan, o no pueden sobrevivir, en regiones carentes de suficiente oxígeno.
.
El norte del Océano Índico, junto con el Mar de Arabia y la Bahía de Bengala, es también un área baja en oxígeno, pero los datos disponibles no mostraron cambios sustanciales en el tamaño de la zona mínima de oxígeno en las últimas décadas. Lothar Stramma, el autor principal del estudio y que pertenece al instituto IFM-GEOMAR en Kiel, Alemania, dijo que existían señales de bandas bajas en oxígeno en profundidades de entre 300 y 700 metros que se estaban expandiendo y moviéndose hacia zonas más superficiales cerca de la costa. "La expansión de las zonas con mínimo oxígeno se está acercando más a las áreas de plataformas continentales", dijo a Reuters. "No es solo en mar abierto". Eso podría alterar mucho más la actividad pesquera, a su juicio.


Informe alerta que océanos están casi saturados por sobreexplotación

Los océanos están prácticamente saturados por la sobreexplotación, con el 75 por ciento de reservas de peces que están explotadas totalmente o en exceso, que han sido diezmadas o están en proceso de recuperación, según datos citados en un informe presentado hoy por la organización Océana. Según sus expertos, si se combinan esos datos con los de reservas de especies cuya situación se desconoce o que están en fuerte riesgo, sólo el 17 por ciento de las especies comerciales pueden experimentar algún tipo de incremento en su captura. Las evaluaciones han identificado las áreas donde las reservas de peces no podrían soportar un aumento de la pesca, las que están principalmente en el Océano Índico occidental, y el noreste, oriente central y occidente central del Atlántico.

Las flotas de pesca no pueden seguir esperando encontrar nuevas fuentes de peces", dijo la directora de campaña en Océana, Courtney Sakai, quien agregó que si los países quieren recursos pesqueros abundantes y saludables, deben mejorar su gestión y reducir las presiones políticas y económicas que llevan a la sobrepesca. Uno de los aspectos que más preocupa a esa organización es el desconocimiento de la situación de casi una cuarta parte de las reservas mundiales de peces, lo que se debe principalmente a que los países con derechos sobre esas áreas no han facilitado esa información a los organismos internacionales competentes. En el caso de las costa Atlántica de Sudamérica, se desconoce el estado de hasta el 50 por ciento de las reservas, recalcó Sakai.