04 mayo 2008

El cambio climático produciría efectos opuestos en los polos

---------------------------------
El polo sur protegerá a Sudamérica, que se convertirá en la tierra del futuro.


El Ártico y la Antártida son polos opuestos también cuando se trata de los efectos del cambio climático, dado que en el norte el hielo se está derritiendo pero en el sur se registran poderosos vientos que generan un descenso en las temperaturas, dijeron científicos el viernes. "Toda las pruebas apuntan hacia los efectos causados por la actividad humana, que juegan un papel muy importante en los cambios que vemos en los polos, y es muy difícil encontrar pruebas que contradigan esto", afirmó Jennifer Francis, una científica atmosférica de la Universidad de Rutgers, en Nueva Jersey.

"Las variaciones naturales del clima y el calentamiento global están trabajando juntos y han enviado al Ártico a un nuevo estado en que hay mucho menos hielo marítimo", sostuvo James Overland, oceanógrafo de la Administración Nacional Atmosférica y Oceánica de Estados Unidos. "Hay muy pocas probabilidades de que el clima regrese a las condiciones que presentaba hace 20 años", agregó. En la Antártida, el agujero en la capa de ozono añade un nuevo factor a los ya complicados patrones climáticos. Los cambios en la presión atmosférica que van junto a la reducida capa de ozono en la estratósfera son responsables por un incremento en los vientos que provienen del oeste y pasan por el océano, en latitudes situadas al norte del continente. Aquellos vientos aíslan a la mayoría del continente del impacto del calentamiento global, sostuvo Marshall. La excepción es la Península Antártida, que se acerca a Sudamérica.

Los Efectos del Cambio Climático.

El futuro del planeta Tierra ya ha sido explicado de forma amplia y drástica por las Naciones Unidas a través de algunos informes sobre el clima, en los que se daban detalles del calentamiento global de la Tierra que producirá inundaciones, sequías, derretimiento de los glaciares y de los polos y aumento del nivel del mar. Sin embargo los ciudadanos de a pie la mayoria de las veces no nos enteramos de la situación en que nos encontramos realmente. En los últimos 29 años las catástrofes de la naturaleza se han duplicado. En la actualidad se podría decir que cada año se producen 400 catástrofes naturales, mientras que hace 20 años se producían unas 200. Por tanto, es previsible que en el futuro vayan en aumento.

El 21 de Enero se publicó un nuevo estudio del clima y algunos periódicos europeos se hicieron eco de que el Mar Báltico se convertirá en una bañera. Los científicos han descubierto que este mar se ha calentado de forma especial. Hasta el 2100 se espera un ascenso de 4 grados centígrados de la temperatura del mar y un ascenso de 6 grados de la temperatura atmosférica. Muchos países europeos podrían empezar a notar los primeros efectos a través del abastecimiento de agua potable, ya que los glaciares de la Alpes han sido durante mucho tiempo la reserva de agua potable para muchos países europeos. Tanto los informes de la ONU como los científicos coinciden en que las personas más afectadas serán las que viven en zonas costeras, es decir, el 80% de la población mundial sufrirá tempestades marinas, inundaciones, movimientos sísmicos y actividad volcánica.