12 junio 2008

Deforestación tensa la naturaleza hasta el límite

.
Así no vamos a ninguna parte. Es increíble que nadie con poder haga algo, hasta cuando se va a aceptar esto, Miles de especies y el 50% de los remedios conocidos y según los científicos, el 50% de los que faltan por conocer, desaparecerán. La zona de mayor diversidad de especies y plantas en todo el planeta es el amazonas. Brasil lo va a necesitar mucho más de lo que imagina en un futuro cercano, y más le vale cuidarlo, para ellos, y para el mundo. ¡Lula déjese de tonteras y póngase las pilas!
.
Abajo un video de Green Peace, que muestra como el becerro de oro mata los bosques.
.
(Al correr el video pon en pausa el MP3, que está en la barra lateral)
.
Y TODO POR EL ACEITE. LA IRRESPONSABILIDAD DE LULA QUE SE HA DEJADO ATRAPAR POR EL BECERRO DE ORO, LE PESARÁ MUCHO AL GRAN BRASIL.
.
El gran crecimiento de los cultivos de caña de azúcar y de soja en los últimos 30 años llevó a la deforestación de grandes extensiones de tierra en la región del Amazonas, según numerosos ambientalistas. "En Brasil hay hoy 21 millones de hectáreas cultivadas con caña de azúcar, la mayor parte para producir etanol, y soja, insumo del combustible vegetal y forraje para el ganado", indicó Camilla Moreno, abogada de la no gubernamental brasileña Terra de Direitos. Moreno señaló que el gobierno brasileño permitió la deforestación a pesar de la ambiciosa protección legal que tiene la selva. "Una ley de 1965 obliga a reforestar un área en 30 años con al menos 20 por ciento de vegetación autóctona", remarcó Moreno. En la Amazonia, el requisito se eleva a 50 por ciento. "Tras el pico de deforestación alcanzado en 1995, se aprobó una medida provisoria en 1996 para elevar la reserva del Amazonas a 80 por ciento. Pero no se hace un seguimiento", se lamentó Moreno.
.
"La destrucción de selvas y la consiguiente pérdida de biodiversidad tiene consecuencias graves sobre millones de poblaciones que dependen de ella. Pero también afecta a la seguridad alimentaria y acelera el cambio climático", dijo a IPS Belmond Tchoumba, coordinador del programa bosques y biodiversidad de Amigos de la Tierra Internacional. Los países con más deforestación son Brasil e Indonesia. Ambos son los principales productores de insumos para producir biocombustible. Las plantaciones de palma de aceite para diesel orgánico son la principal causa de la pérdida de bosques ese país de Asia sudoriental. Numerosos científicos pronostican que en 2020, el área cultivada con palma en Indonesia se triplicará hasta alcanzar 16,5 millones de hectáreas, una superficie del tamaño de Inglaterra y Gales, lo que ocasionaría la pérdida de 98 por ciento de la cobertura vegetal del país. La vecina Malasia, el mayor productor mundial de palma de aceite, ya perdió 87 por ciento de sus selvas, y la deforestación continúa a un ritmo de siete por ciento anual.
.
Y este video muestra a una tribu perdida que nunca había tenido contacto con la civilización

Un "inocente" grupo de empresarios, asegura que la selva amazónica se puede comprar por US$ 50 mil millones, con la tribu perdida incluida.

El empresario sueco Johan Eliasch, vinculado al primer ministro británico Gordon Brown, dijo que la Amazonia puede ser comprada por 50 mil millones de dólares, informó la Agencia Brasileña de Inteligencia (ABIN). "Eliasch realizó entre 2006 y 2007 reuniones con empresarios y les propuso que compren tierras en la Amazonia, llegando a afirmar que serían necesarios apenas 50 mil millones de dólares para comprar toda la floresta", reportó la ABIN en un documento elevado al ministerio de Justicia y la Policía Federal.

Eliasch pertenece a la ONG Cool Earth fundada por el parlamentario inglés Franck Field, del Partido Laborista, del premier Brown. Esa entidad adquirió 160 mil kilómetros de tierras en los estados de Amazonas y Mato Grosso, región amazónica, pero esas propiedades fueron al parecer transferidas a empresas relacionadas con el fondo de inversión Brazil Fund Investiment, estadounidense, sospechan los investigadores de ABIN. El nuevo ministro de Medio Ambiente brasileño, Carlos Minc, se manifestó "shockeado" por la revelación y prometió "mandar investigar esa historia cuando tome pose" del cargo, lo que ocurrirá esta semana.