27 junio 2008

Es el mayor experimento jamás realizado, el Gran Colisionador de Hadrones

.
Emigrad, emigrad de Ginebra todos
Saturno de oro en hierro cambiará
El contra Raypoz exterminará a todos
Antes del evento el cielo signos dará.
.
NOSTRADAMUS
.

Cuando la colosal máquina entre en funcionamiento en el CERN, el laboratorio de física europeo, cuyo anillo acelerador de 27 kilómetros es el mayor que existe en el planeta, los científicos pondrán en juego fuerzas de una magnitud desconocida en el Universo desde su creación misma, hace 13.700 millones de años, en el explosivo instante que la Ciencia (y la opinión pública) conoce como Big Bang. A 100 metros bajo tierra, en la frontera entre Francia y Suiza, el Gran Colisionador de Hadrones, el mayor instrumento científico jamás construido. En el proyecto, trabajan 2.100 físicos provenientes de 80 países distintos.

¿Desaparecerá la Tierra, engullida por un agujero negro fabricado por la mano del hombre? ¿Se desintegrarán sus protones a causa de monopolos magnéticos imprudentemente creados en el LHC? ¿Los haces de protones del CERN harán que el vacío entre en ebullición y destruirán el Universo tal como lo conocemos? A estas preguntas legítimas del gran público, un grupo de expertos del CERN responde de nuevo: no. La profecía no habla de un fin de mundo, pero si de una gran catástrofe. Ya hubo una gran explosión bajo tierra, que atrasó bastante el proyecto.

El fin del mundo no se producirá en el año 2012. No, según Walter Wagner y Luis Sancho, dos honorables ciudadanos de Estados Unidos y de España respectivamente, debería tener lugar este año o el año próximo, y quizá la causa sean los físicos del CERN. Al saber que podrían eventualmente crearse mini agujeros negros en el LHC, y poniendo en tela de juicio los análisis de físicos del calibre de Jean Iliopoulos, esos dos hombres, de los cuales únicamente el primero estudió física (antes de abandonar para cursar estudios de leyes) han realizado una activa campaña para impedir la puesta en funcionamiento del LHC. Decididos, Wagner y Sancho han presentado una demanda ante un juez de Honolulu (Hawai). Que indigna es la respuesta. De inmediato los declaran excéntricos e ignorantes. La soberbia es mala consejera.

Este video le muestra en solo 3 minutos todo lo necesario para conocer como funcionará este experimento (Está en inglés pero es muy fácil de comprender) No se lo pierdan

(Al correr el video pon en pausa el MP3, que está en la barra lateral)

La creación de mini agujeros negros, y eventualmente de mini agujeros de gusanos en el LHC, es muy especulativa. Normalmente, las propias leyes físicas que permiten la creación eventual de tales objetos a bajas energías imponen que un mini agujero negro debe evaporarse con una rapidez increíble antes de poder absorber materia circundante. Se trata de una predicción basada en los trabajos de Stephen Hawking. No obstante, nada parece demostrarnos con seguridad que los cálculos realizados no contengan errores y que, una vez fabricado, tal mini agujero negro no resulte ser capaz de engullir toda la Tierra.

Por otra parte, quizá también sería posible crear en el CERN monopolos magnéticos, el equivalente de los electrones pero con una carga magnética ya sea norte o sur (un imán es un polo dimagnético), de los cuales ciertas Teorías de Gran Unificación (GUT) predicen la existencia. Ahora bien, el físico Rubakov determinó hace varios años que tal monopolo en presencia de un protón catalizaría rápidamente su desintegración. Una vez creado, uno sólo de esos objetos en la Tierra podría, por lo tanto, suponer con mayor o menor rapidez ¡la desintegración completa de la materia del planeta! Por lo demás, el problema no se limita a los mini agujeros negros. Los haces de protones del LHC podrían crear otros objetos potencialmente peligrosos al entrar en colisión, por ejemplo en el interior del detector Atlas. Los físicos ya realizaron un estudio de los posibles riesgos, que ya originó un informe en 2003.

Ante las dimensiones que han alcanzado en Internet las alegaciones de Wagner y sus consortes (O sea los locos y sus amigos igualmente locos) se acaba de publicar un nuevo informe sobre los riesgos de los LHC. Incluso se ha traducido al francés un resumen muy accesible, que ha sido puesto a disposición de quien desee consultarlo. El informe, escrito por físicos del CERN tan célebres ¡Tan célebres! Recordaremos esas palabras. como John Ellis, Gian Guidice Michelangelo Mangano, Igor Tkachev y Urs Wiedermann, llega exactamente a las mismas conclusiones que el precedente.

En el Universo son muy comunes las colisiones que implican rayos cósmicos de una energía similar a la de los protones del LHC cuando funcione a pleno rendimiento. Para hacerse una idea, el número total de colisiones que se realizarán con el LHC se producen ya en el cosmos observable 1013 veces ¡por segundo! Si hubiera el menor riesgo, hace ya mucho tiempo que no existiríamos. Buena respuesta, pero nosotros que ustedes, revisaríamos los cables y todas las posibilidades de error, en sus equipos.