02 junio 2008

Especial “El Hijo de la perdición” El Corán, el fin de los tiempos y el surgimiento del Dayal.

Él emergerá de un camino en un área entre Shaam e Irak y luego comenzará a llamar a la gente a adorarlo a él. Una mayoría de la gente que lo seguirá será de entre los judíos, mujeres y beduinos. Setenta mil judíos de Asfahan (el actual Irán), lo seguirán y él viajará a través de la Tierra entera, justo como el viento lleva a la lluvia en todas direcciones, excepto por Makkah y Madinah y él será prevenido de entrar en ellas.
.

El largo de su estadía será de cuarenta días. Un día será como un año, un día será como un mes, un día será como una semana y en resto de los días serán normales. Él es tuerto (un ojo es bueno y el otro está defectuoso) y entre sus dos ojos estará escrito KA FA RA (Kafir o incrédulo). Solamente los creyentes serán capaces de leerlo. Él traerá grandes pruebas, algunas serán que él ordenará a los cielos y éstos lloverán y él ordenará a la tierra y ella producirá vegetación. Él tendrá consigo un Jardín y un Fuego. Por lo tanto, su jardín será un fuego y su fuego será un jardín. El Profeta (SAW) nos advirtió de él diciendo: "Quienquiera que oiga de él, que lo deje distanciarse él (el Dayal) mismo de él (quien lo vea). Y quienquiera que lo haya alcanzado, entonces déjenlo recitar los versos que abren la Surah Kahf sobre él" o "déjenlo recitar los versos que abren la Surah Kahf"

Para acceder al reportaje haz click aquí

Para acceder al especial "El hijo de la perdición, haz click aquí