02 junio 2008

Noticias de Eurabia, los inmigrantes el odio y la decadencia continental.

Por sombreros rojos, querellas y nuevos cismas
Cuando se haya elegido al Sabinés
Se producirá contra el mundo sofisma
Y será Roma dañada por Albaneses.
.
NOSTRADAMUS
.

Il nuovo Duce, expulsará a los gitanos

Sin publicidad ni notas de prensa, utilizando la discreta vía de la publicación en la Gaceta Oficial del Estado, Silvio Berlusconi concedió finalmente el sábado poderes extraordinarios a los delegados gubernativos (de Roma, Milán y Nápoles para resolver "la emergencia gitana" Suena a solución final.. La ordenanza que habilita a los comisarios a "censar, realojar, alejar o expulsar" a los ciudadanos de etnia gitana, se justifica en la "alarma social" creada por "la situación extremadamente precaria" del colectivo gitano, y para prevenir "posibles problemas de orden público y seguridad". El número dos de Interior, Alfredo Mantovano, dijo explícitamente el sábado en una entrevista al diario Il Tempo, que la ordenanza se justifica en motivos étnicos."Como demuestran los números y la realidad sociológica", declaró, "los romaníes son una etnia conectada a un cierto tipo de delitos. Robos, asaltos, e incluso, como en el caso de Ponticelli, rapto de personas".

Mantovano se refería al hipotético intento de robo de un bebé por una muchacha gitana, que fue el pretexto esgrimido por los vecinos y la Camorra para desencadenar el salvaje ataque que incendió y destruyó los cinco campamentos de Ponticelli (Nápoles), donde vivían 500 gitanos. En España durante la inquisición se utilizaron los mismos argumentos. "Los gitanos comunitarios tienen que respetar las reglas impuestas por Europa: fuentes de renta lícita y residencia", añadió Mantovano, miembro de Alianza Nacional y secretario de Estado de Inmigración en el último Gobierno Berlusconi."Los gitanos que no respeten esas reglas serán expulsados. Para afrontar ese problema, el Gobierno ha decidido nombrar los tres delegados especiales", concluyó.


La basura inmigrante

Esta es la respuesta de la periodista española Irene Lozano, que apareció en la página editorial del periodico ABC. EUROPA es ese continente que ha aprendido a reciclar el vidrio, pero arroja al vertedero la mano de obra una vez utilizada. Lo hemos previsto todo: este ejemplar de periódico se lee, envuelve la vajilla de una mudanza y aún llega a la fábrica de pasta de papel en condiciones de convertirse en una libreta escolar. ¿No es entrañable? Por desgracia, nuestro talento no siempre nos permite resolverlo todo; a veces nos ofuscamos, como nos está ocurriendo con los extranjeros. Ha llegado la crisis económica y, en consecuencia, el paro. El problema no es que haya inmigrantes ilegales, sino que no hay trabajo ilegal para darles. ¿No deberíamos recurrir a la inspiración del genio civilizador europeo allí donde se halla en todo su esplendor? Ya que somos maestros en el arte del reciclaje, ¿no podríamos tratar a los inmigrantes como a la basura?

Si por algo tengo depositadas grandes esperanzas en el Gobierno de Berlusconi es porque parte de esa premisa. Se dispone a convertir en delincuentes a cientos de miles de inmigrantes ilegales, cuando la ministra Mara Carfagno pregunta: «¿Y qué hago con la asistenta de mi madre?». Ella misma da un paso en la buena dirección cuando propone separar los residuos adecuadamente: «Hay que distinguir entre los inmigrantes-problema y los inmigrantes-solución». Claro, por Dios. Eso es imaginativo y no arrojarlos a todos al vertedero de un campo de retención, donde estarán privados de libertad hasta 18 meses, sin garantías judiciales. Hemos de segregar el despojo del desperdicio, la piltrafa del escombro. Y cuando sólo nos quede ese puro detritus que no merece una segunda vida, sabremos dar a los cuerpos la dignidad otorgada a toda materia orgánica, para que puedan, convertidos en humus, hacer florecer nuestros jardines y prestarnos un último servicio.

¿Europa o Eurabia?

Es la pregunta que se hace Daniel Pipes,en el diario israelita El reloj. El futuro de Europa está en el aire. ¿Se convertirá en “Eurabia,” una región del mundo musulmán? ¿Seguirá siendo la unidad cultural diferente que ha venido siendo durante el último milenio? ¿O podría haber alguna síntesis creativa entre las dos civilizaciones? La respuesta tiene enorme importancia. Europa podrá constituir un simple 7 por ciento de la superficie del mundo pero durante 500 años, 1450-1950, para bien y para mal, fue el otor global de cambio. Cómo se desarrolle en el futuro afectará a toda la humanidad, y especialmente a los países que fueron colonias como Australia que conservan vínculos cercanos e importantes con el viejo continente. Preveo potencialmente uno de tres caminos para Europa: musulmanes dominando, musulmanes rechazados, o integración armoniosa.

1) El dominio musulmán le parece inevitable a algunos analistas. Oriana Fallaci concluía que "Europa se convierte cada vez más en una provincia del islam, una colonia del islam". Mark Steyn sostiene que gran parte del mundo occidental "no sobrevivirá al siglo XXI, y gran parte de él desaparecerá en la práctica durante el curso de nuestra vida. 2) Pero el primer camino no es inevitable. Los europeos de origen pueden resistirse a ello y dado que alcanzan el 95 por ciento de la población del continente, en cualquier momento pueden reafirmar su control, en caso de que perciban que los musulmanes plantean una amenaza para un apreciado estilo de vida. Esta tendencia se puede apreciar ya en marcha en la legislación anti-hijab francesa o en la película de Geert Wilders, Fitna. 3) El resultado idóneo sitúa a los europeos nativos y los inmigrantes musulmanes encontrando la manera de convivir juntos armoniosamente y crear una síntesis nueva.