14 junio 2008

Irak ha estado demasiado tranquilo, es el preludio antes de la nueva tormenta.

.
Bajo el opuesto clima Babilónico
Grande será de sangre la efusión
Que tierra y mar, aire, cielo será inicuo
Sectas, hambre, reinos, pestes, confusión.
.
NOSTRADAMUS

.
Muqtada al Sader insta a crear un nuevo, y único grupo armado, contra ejército de EE.UU.

El comunicado de la autoridad religiosa es uno de los desafíos más abiertos expresados contra las fuerzas estadounidenses y el gobierno iraquí. El clérigo chií iraquí, Muqtada al Sader, ordenó este viernes la creación de un nuevo "Grupo Especial Armado" que tenga como objetivo concreto la lucha contra la ocupación del país por tropas estadounidenses. En un comunicado leído ante sus seguidores en la mezquita de Kufa (180 kilómetros al sur de Bagdad), Muqtada aseguró que la milicia del "Ejército del Mahdi", que obedece sus órdenes, reconvertirá sus actividades hacia los ámbitos políticos y culturales.

Las operaciones de resistencia serán encomendadas a estos grupos especiales -señala el comunicado de Muqtada-. Continuaremos resistiendo contra la ocupación hasta liberar nuestra patria o hasta el martirio". El comunicado de Muqtada es uno de los desafíos más abiertos expresados contra las fuerzas de EEUU y el gobierno iraquí. El nuevo grupo "será la única formación con derecho a llevar armas contra los ocupantes y tendrá prohibido usarlas contra los iraquíes", dijo Muqtada, quien asegura que se desvinculará del Ejército del Mahdi si no cumplen con su orden de desarmarse. Se cree que el Ejército del Mahdi cuenta con una fuerza de entre 25.000 y 50.000 hombres, que han luchado tanto contra las fuerzas estadounidenses como contra las tropas iraquíes. Muqtada al Sader, pese a haber proclamado varias treguas unilaterales, no ha dejado nunca de ser un auténtico quebradero de cabeza para las autoridades por su retórica anti-estadounidense y su enorme popularidad entre las masas desheredadas.


Seguramente estaban usando el tiempo de calma para "Ayudar al pueblo iraquí" Empresas norteamericanas sospechosas de usurpar 23.000 millones de dólares del fondo para la reconstrucción de Irak

Un estudio hecho días atrás por la BBC muestra que en el curso de la reconstrucción tras la guerra en Irak, una enorme suma de unos 23.000 millones de dólares desapareció inexplicablemente, los cuales fueron robados, usurpados o nunca habían aparecido en los informes financieros. En la actualidad, tribunales norteamericanos están tramitando más de 70 casos de malversación o despilfarro de fondos para la reconstrucción de Irak por parte de varias empresas norteamericanas. Varias empresas norteamericanas enfrentan numerosos cargos y entre ellas figura la compañía Harry Burton de Texas, administrada antes por el vicepresidente norteamericano Dick Cheney.

Waxman, presidente de la Comisión de Supervisión y Reforma Gubernamental de la Casa Blanca, manifestó que la usurpación y despilfarro de asignaciones para la reconstrucción de Irak tras la guerra son sumamente indignables; por esto el Partido Demócrata de Estados Unidos sigue persistiendo en reducir los gastos para las operaciones en Irak en tanto que las autoridades de Washington hacen todo lo posible para encubrir estos escándalos. Además de las empresas norteamericanas, Sharan, ex ministro de Defensa del gobierno iraquí que huyó al extranjero también es sospechoso de usurpar grandes cantidades de fondos para la reconstrucción tras la guerra; es acusado de gastar 1.300 millones de dólares para adquirir equipo militar gastado de Polonia y hacerlo pasar por nuevo equipo bélico sofisticado y transferir grandes sumas a su propia cuenta; finalmente fue condenado a dos años de prisión.

Menos de 100 inspectores para controlar 112.000 millones de dólares en contratos militares. Una bicoca, apenas unos pesos.

El presupuesto destinado para los contratistas del ejército se ha desbordado desde que comenzaron las guerras de Irak y Afganistán, de 46.000 millones de dólares en el 2002 hasta 112.000 millones de dólares en el 2007. Sin embargo, el número de personas que vigilan a las empresas fraudulentas y a los funcionarios corruptos se han quedado en el mismo número, según entrevistas y una investigación seguida por The Associated Press. Los jefes de investigación del ejército dijeron a la AP que necesitan incrementar considerablemente el número de agentes para combatir los contratos fraudulentos. En las zonas de combate, los acuerdos se realizan con bastante rapidez, a menudo con empresas extranjeras en países donde los sobornos forman parte de la rutina del negocio. Sin embargo, para vigilar esos miles de millones de dólares en contratos, hay menos de 100 agentes civiles asignados a la oficina de detección de fraudes del Comando de Investigación Penal del Ejército.

Aún cuando hay más policías para detectar fraudes, no existen garantías. Las irregularidades que se cometen en el ejército en la asignación de contratos y su manejo, especialmente en el extranjero, también necesita corregir para reducir la actividad criminal. "Es como si tuviésemos una operación de producción de automóviles y los inspectores estuviesen al final cuando la gente ya dejó de fabricar los vehículos", comentó Jacques Gansler, un experto en adquisiciones militares. "De la única manera en que se pueda eliminar el abuso es que la gente haga las cosas bien desde un principio", agregó.