17 junio 2008

La guerra de Afganistán no termina. El Talibán destruye puentes ante nueva ofensiva

.
A tan sólo unos meses de que la administración Bush llegue a su fin, la opinión pública internacional asiste a una nueva escalada de violencia en Afganistán, la primera nación invadida por el actual gobierno estadounidense en el contexto de la llamada “guerra contra el terrorismo”
.
Abajo un video de Aljazeera que muestra la reagrupación de la fuerzas talibanes.
.
(Al correr el video pon en pausa el MP3, que está en la barra lateral)
.
Milicianos talibán destruyeron puentes y colocaron minas en varias aldeas que controlan cerca de la ciudad más grande del sur de Afganistán, en un aparente intento por lanzar una ofensiva, dijeron el martes funcionarios y residentes. Más de 700 familias, posiblemente unas 4.000 o más personas, han huido del distrito de Arghandab, situado a 15 kilómetros (10 millas) al noroeste de la ciudad de Kandahar, informó Sardar Mohamad, un agente de policía que vigilaba un puesto de control en el sector oriental del río Arghandab. El martes, la policía detuvo y sometió a registro a toda persona que pasaba por el camino.
.
El Talibán intenta desde hace mucho tomar control de Arghandab, pues hay excelentes posiciones de combate en sus plantaciones de uvas y granadas. Desde allí, los militantes pueden cruzar las planicies usando una red de caminos y lanzar ataques contra Kandahar, como preparativos para un ataque a la ciudad, considerada su hogar espiritual.



El ejército afgano, que el martes envió cuatro aviones cargados de soldados desde Kabul a Kandahar, dijo que entre 300 y 400 militantes se han congregado en Arghandab, muchos de ellos combatientes extranjeros. Sin embargo, la coalición liderada por Estados Unidos dijo que tras realizar un patrullaje por la región, "No encontró evidencias de que los militantes controlan el área". Pese a ello, Mark Laity, vocero de la Organización del Tratado del Atlántico Norte, informó que un avión de la alianza lanzó panfletos sobre Arghandab recomendando a los residentes que se queden en sus hogares. Será para obtener alguna victoria y por lo menos unos muertos para así decir luego que ganaron. Que terrible consejo, pero no detendrá el éxodo ya que aldeanos conocen de memoria los daños colaterales de la Alianza.

Mantengan a sus familias seguras. Cuando haya combates cerca de sus hogares manténgase en el interior (de sus viviendas) mientras las fuerzas de seguridad afganas derrotan a los enemigos de Afganistán", decía el panfleto, según Laity. El vocero señaló que 700 soldados afganos se han desplazado desde Kabul a Kandahar para lidiar con la amenaza en Arghandab. El avance del Talibán hacia el distrito de Arghandab se registró tres días después de un ataque a una prisión en Kandahar donde fueron liberados 400 insurgentes.


Pero esta vez parece que Musharraf no les prestará ropa. Karzai advierte a Pakistán.

El presidente de Afganistán, Hamid Karzai, advirtió que está dispuesto a enviar tropas más allá de la frontera con Pakistán para enfrentar a los subversivos. Con respecto al contencioso entre Afganistán y Pakistán, las autoridades paquistaníes niegan ser un refugio para el Talibán u otros grupos armados. Karzai ha pedido en reiteradas ocasiones a Pakistán así como también a las fuerzas internacionales que confronten a los militantes en territorio paquistaní. Sin embargo, esta es la primera vez que el mandatario amenaza con enviar tropas a la frontera.

Paquistán está entre la espada y la pared, por un lado, están los oficiales del ejército de orientación islámica, que presionan al dictador para que no olvide sus orígenes pro talibanes, y por otro la presión occidental para que abandone el poder. Luego del asesinato de Menazhir Butto occidente lo sindicó como el gran sospechoso del crimen, y la oposición ya se hizo del cargo del primer ministros. Creemos que este general está dispuesto a pactar con quien sea para lograr mantenerse al mando del país. El enfrentamiento ocurrido entre tropas paquistaníes y EEUU - OTÁN, la semana pasada en la frontera, y donde murieron más de 15 soldados fue un claro aviso para que de una vez por todas se decida por un bando. El problema a dilucidar es ¿Por qué bando decidirá finalmente? Depende del oro que le prometa el imperio, pero también de los avances de islamismo.