16 julio 2008

Hizbuláh humilla a Israel. Los soldados judíos regresan en ataudes negros.

.
La imagen de los dos ataúdes negros bajando de un todoterreno portados por los hombres de Hezbolá heló la sangre de los israelíes. La arrogancia del portavoz de la milicia chií, Wafik Safa, manteniendo hasta el último segundo la incertidumbre sobre la suerte de los soldados hebreos que estaba a punto de entregar muertos, sacudió de indignación al Estado judío. Y es que ayer, 734 días después de la guerra, se vio humillado y derrotado por segunda vez por la misma guerrilla a la que sin éxito combatió en el verano de 2006. (El siguiente artículo pertenece a Laura L. Caro de Rosh Hanikra y apareció hace pocas horas en "La Rioja.com"
.
Abajo el video del momento en que los cadáveres de Ehud Goldwasser y Eldad Regev en ataúdes negros, según imágenes de la televisión Al Manar difundidos por los canales israelíes. ¿Qué estará pensando el pueblo judío?.
.
(Al correr el video pon en pausa el MP3, que está en la barra lateral)
.

Hezbolá (el Partido de Dios), más envalentonado que nunca, se dio en Beirut un dulce baño de victoria para festejar el alto precio pagado por sus enemigos a cambio de dos cadáveres: los restos de 199 «mártires» árabes, que cruzaron Líbano en un convoy triunfal, más cinco presos libaneses vivos, entre ellos el legendario Samir Kuntar, recibido en el país del cedro con una guardia de honor a la altura de su condición de héroe paradigmático de la resistencia. Hasta el líder de Hezbolá, Hasan Nasralah, aprovechó este momento de euforia para aparecer en público por primera vez desde el pasado enero (en un acto celebrado en el sur de Beirut) con el objetivo de dar la bienvenida a los cinco libaneses liberados.

No hubo sorpresas. Las esperanzas de que los reservistas Ehud Goldwasser y Eldad Regev fueran devueltos con vida -mantenidas a duras penas por familiares y amigos, a pesar de las informaciones manejadas por el Mossad y la inteligencia militar israelíes-, se desvanecieron a los 40 minutos del inicio -nueve de la mañana- de la operación de intercambio. En directo, la televisión de Hezbolá lanzaba al mundo desde el lado libanés de la frontera de Rosh Hanikra la panorámica de los dos féretros pasando a manos del responsable de la Cruz Roja Internacional, poniendo con ello colofón de luto a dos años de espera.

Abajo, el video donde se muestra a los cinco liberados de Hizbuláh, en el momento en que cruzan la frontera.

Las primeras manifestaciones de dolor rabioso recorrían ya entonces Israel, donde muchas voces de ciudadanos se alzarían pidiendo revancha, e incluso propinar «un tiro en la cabeza» a Kuntar antes de su devolución. «Que quemen los cuerpos de los palestinos en las ambulancias antes de entregarlos», pedía abatida una madre desde Jerusalén. «Es el día más triste de este país, nos han tenido esperando hasta el final para conocer el destino de nuestros hijos», lloraba Simona Adda, vecina de la familia Regev en Kiriat Motzkin, mientras otros criticaban al primer ministro, Ehud Olmert, diciendo que los dos soldados habían muerto para nada.

Harían falta todavía casi cinco horas para que el rabinato militar, los cuerpos médicos y forenses certificaran positivamente la identidad de los dos militares, que harían oficial su fallecimiento. Cinco horas en las que el abatimiento generalizado y las lágrimas de amargura se agravarían con los rumores de fiesta -y los lloros de alegría- llegados de Beirut, Ramala o Gaza. Desde allí, desde la franja mediterránea, embriagado por el éxito de Hezbolá, el depuesto primer ministro islamista, Ismail Hanniya, anunciaba a media mañana un endurecimiento de las condiciones para la liberación del soldado judío Gilad Shalit, capturado por los suyos el 25 de julio de 2006, diecisiete días antes que Goldwasser y Regev. «Hay un soldado cautivo, miles de nuestros hijos están en prisión... Queremos acabar con esto pronto, incluso antes que los israelíes, pero déjenles que conozcan nuestras peticiones», aventuraba eufórico el líder de Hamás. Frustrado, vencido, el Estado israelí y sus ciudadanos enterrarán hoy a sus soldados -ayer en Rosh Hanikra no hubo ni honores militares por temor a atentados-, mientras Líbano seguirá celebrando el regreso a casa de mártires y presos idolatrados.

7 comentarios:

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Zopilote dijo...

Israel no se quedara asi... tomara esto como excusa para lanzar algun ataque, y seguir asesinando mas gente...

En las guerras desgraciadamente las personas que van al frente son las que pasan y viven estas tragedias, deberian poner el ejemplo como los antiguos gobernantes cuando ellos mismos dirigian a sus ejercitos, ahora estos cobardes mandan a miles al matadero mientras ellos se la pasan contando millones y en lugares veraniegos.

El dolor de esa madre debe entenderse, pero tambien se debe entender la accion de los palestinos que durante decadas han sufirdo matanzas sin misericordia.

A los que estan detras de bambalinas, a eso deberiamos darles un primero prenderlos fuego y despues darles un tiro en la cabeza...

Oton Van Olts dijo...

El comentario anterior se borró por contener demasiados insultos, se puede decir lo mismo sin utilizarlos, si quieres vuelve a escribir sin insultos y se publicará.
No se censura ninguna postura o idea.

Anónimo dijo...

Me parece que en este blog hay demasiado odio, a EEUU y a israel.

Los asesinatos a judios los justifican, mientras los asesinatos de los judios, son asesinatos.

Poca ecuanimidad, mucha defensa de paises islamistas donde los derechos humanos brillan por su ausencia, donde las mujeres son consideradas inferiores, en fin, con esa mentalidad no me extraña el subdesarrollo de ciertas partes del planeta, a veces los ciudadanos tienen los gobiernos que se merecen.

Slds. eguz

Oton Van Olts dijo...

Este post precisamente busca dar a conocer el punto de vista de israel, y consideramos el asesinato un crimen.
Hemos hablado muchas veces contra la forma de actuar de los líderes islámicos y también sobre la relegación de las mujeres, e incluso nos reconocemos como occidentales y cristianos, pero por favor, los EE.UU actúan como ciegos, y los daños colaterales que producen nos afectan a todos.

Creimos que era importante que se conociera el sentimiento de "estafa" que se siente hoy en Israel, después de haber ido a una guerra y haber confiado y aceptado el canje pensando en que los soldados estaba vivos. Por supuesto que han sido humillados y engañados.

¿O crees que este post es un ataque?

Saludos

Anónimo dijo...

Oton Van Olts , por favor no me referia a tí, me refiero a ciertos comentarios, ya en una de las noticias que pusiste se mantuvo una discusión muy agria, donde quedó de manifiesto con ciertos comentarios del tipo:

Los cristianos solo teneis tres opciones:

1.- Pagar un tributo al islam por no se atacados y no defender a los enemigos del islam

2.- Convertiros al islam

3.- Luchar

Esa respuesta te dá una idea de la gente que comentaba la noticia.

Slds. eguz

Oton Van Olts dijo...

Si vi ese post, no quise intervenir pues me di cuenta que todos podían defenderse. Tú eres una persona de una convicción tremenda y pienso que muchos que te leen están de acuerdo contigo.

Con respecto a esas tres opciones, y si no hay más, la respuesta sin duda será la tercera.

saludos